Publicada en

Los Tipos de Tacón

¿Sabes qué tipos de tacones hay? Existe una gran variedad y una buena elección del calzado depende del tipo de outfit. Ciertamente, todo depende de los gustos de cada persona, pero los hay de más o menos centímetros, de plataforma, con un ancho determinado, de puntas estrechas o amplias o de un estilo concreto.

El Stiletto, también conocido como zapatos de salón, es uno de los zapatos más clásicos y su principal característica es su tacón de aguja, fino y alargado.

Son muy elegantes, estilizan, embellecen las piernas, y sin duda alguna son una apuesta segura cuando se busca sofisticación. Pero tiene una dificultad y que llevarlos no es tarea fácil por su normal inestabilidad, por lo que mejor su practicas en casa o mejor aún, toma un curso en una academia de modelaje para que sepas como dominar un tacón como toda una Miss.

El Peep toe, se impuso en los años 40 y es un zapato cerrado por detrás y que en su parte delantera tiene una abertura que permite ver los dedos del pie. Es perfecto para llevarlos con vaqueros o con faldas para actos diurnos o con vestidos para salir de fiesta por la noche.

El Mary Jane, también conocido como “Merceditas” (pero cuando no tienen tacón). Poseen una tira que se sujeta a un lado del empeine y se pueden encontrar con el tacón ancho o fino y con distintos tipos de punta. Si la tira lateral tiene otra que sale de frente y forma una T, se los denomina zapatos T Strap.

Los Kitten Heels, son zapatos de tacón fino y bajo o tacón “chincheta”. Por lo general, el tacón mide entre tres y cuatro centímetros, y resultan muy versátiles y pueden llevarse con todo tipo de look.

El Tacón cuadrado, tiene la gran ventaja que aporta más estabilidad al pie y debido a su ancho resulta más vistoso en mujeres con piernas largas y finas.

El Tacón cono, cuyo tacón parece un cono, lo podemos encontrar en distintos tipos de zapatos, de más o menos altura o con anchuras diferentes y se amoldan a todo tipo de eventos.

El tacón de cuñas. Se trata de una suela que forma una cuña, que suele resultar muy cómoda. Es frecuente en las sandalias, zapatos de invierno o botines y botas, y Aportan una imagen más casual.

Publicada en

¿Sabes cuál es el cuello de camisa que mejor te queda?

Además, del color, las rayas, y los cuadros, de una camisa también debemos dar mucha importancia a los cortes, los acabados y el tipo de cuello ya que son elementos determinantes a la hora de que una camisa te quede o te siente mejor o peor.

El cuello es un elemento importante al momento de la elección de una buena camisa. Existe un cuello de camisa para cada tipo de persona rostro y cuello, pudiendo llegar a realzar o no tu look. La cuestión, no es asunto de la moda, porque actualmente, y en especial en España, el cuello tipo italiano y su variante el CutAway, están super de moda, pero eso no significa que van para todos los rostros y todos los cuellos de los caballeros.

Pero antes de ver los múltiples tipos de cuellos, es bueno prestar un poquito de atención a la estructura de un cuello, para que podamos entender lo que es un cuello alto o bajo, ancho o delgado, puntas, etc.

Los aspectos que componen la estructura de un cuello son: el nivel de dureza, altura, tamaño y extensión.  La dureza, está determinada por el grosor de las telas superpuestas y el pegamento para formar el cuello. La altura del cuello, es como sienta un cuello de camisa en tu cuello, es decir, la medida que va desde el pliegue hasta la punta. Los cuellos altos son más formales y agresivos y comunican liderazgo, los cuales son ideales para los jefes. Un cuello alto es más típico del estilo italiano e incluso puede requerir dos botones para sostener la altura adicional.

El tamaño, se refiere al cuello como un todo. Hay cuellos pequeños y minimalistas (inconformistas) y otros bastante grandes (agresivos). Entonces, mejor un tamaño moderado especialmente para los negocios. Pero es la cara la que va a dar el veredicto final. Si tienes una cabeza grande o una cara redonda, un cuello más grande es más adecuado para equilibrar tu apariencia. Usar un cuello pequeño hará que tu cara se vea desproporcionadamente más grande. Ten en cuenta que el estilo del cuello debe ajustarse a la forma de la cara, y en términos de tamaño, debes elegir uno similar al tamaño de tu cabeza y cara.

Y la extensión, no es más que la distancia entre las puntas del cuello. Cuanto más amplio es el “spread”, más agresivo es el cuello. La forma de la cara vuelve a entrar en juego. Si tiene una cara delgada o angosta, un cuello extendido puede ayudar a contrarrestar eso; usar un cuello estrecho, enfatizará la impresión de estrechez y hará que tu cabeza se vea más larga. Por otro lado, si tienes una cara ancha o redonda, usar un cuello con las puntas más juntas reducirá tu rostro. El mejor medio para clasificar los cuellos de las camisas es por la distancia entre las puntas de estrecho a lo ancho.

Cuello inglés – Turndown collar

El inglés es el cuello tradicional de las camisas de vestir. Se caracteriza por unas puntas alargadas que pueden variar su distancia y largura. Por lo general, suele ser más alto que el cuello de las camisas informales, y es el que se suele utilizar con traje.

Toda vez que es más estrecho, y si vamos a llevar corbata, el nudo debe ser más fino y ceñido. Es el cuello de camisa recomendado para aquellas cabezas de diámetro más estrecho y cuellos largos. El efecto óptico es que, al ser más alto cubre más cuello y ajusta las proporciones y sus puntas juntas darán visualmente más amplitud a la cabeza.

Cuello italiano – Spread collar y el Cutaway collar

El cuello italiano es más abierto, de pie más estrecho y con puntas más cortas. Es un cuello que permite o no corbata y por su forma, tiene la particularidad que deja al descubierto el nudo de la corbata. Hace que luzca más y es posible usar nudos más amplios como el Doble Windsor o el Windsor Sencillo, y corbatas más anchas. Es ideal para las cabezas grandes y los cuellos cortos, ya que al ser más bajo, da más aire entre la cara y el cuello, y crea una ilusión más estilizada. Es una variante del cuello italiano. Sigue siendo corto y con las puntas abiertas, pero las palas incluyen una leve curvatura.

Cuello americano – Soft-roll collar

Creado por la marca americana Brooks Brothers, su particularidad radica en los botones en los extremos. Originalmente era utilizado por deportistas, para que no se levantasen las palas.

En Estados Unidos en común y normal que los caballeros lleven este tipo de cuello con corbata, pero en Europa se considera una ofensa, siendo sólo aceptada en contextos menos formales y jamás con corbata.

Cuello Americano tipo Pin Collar

De origen americano, tiene puntas muy juntas, y éstas se unen con un imperdible. Su principal ventaja es que, además de mantener los extremos en su sitio, realza el nudo de la corbata, que será ceñido y estrecho. Pero si tienes un cuello ancho y las cabezas más voluminosas, acentuará sus dimensiones. De éste cuello surge el cuello bobo o rounded collar, que prescinde del pasador y con puntas redondeadas.

Cuello americano con trabilla

Sujeta los extremos del cuello de una forma discreta y cuenta con una trabilla entre las puntas que permite realzar el nudo de la corbata, por lo que no se concibe su uso sin ella. Es ideal para cuellos largos y diámetros de cabeza comedidos.

Cuello ópera – Wing collar

Su uso está reservado para eventos de gala y ceremonia con el objetivo de realzar la pajarita o la corbata, por lo tanto, se lleva con smoking, Tuxedo, o Dinner jacket.

Cuello Mao – Mandarin collar

Este cuello está inspirado en los trajes de la China Imperial. Consiste en una pieza corta, abierta, levantada y con extremos redondeados. Sirve para todo tipo de rostros y ahora es común verla abotonada y hasta con una americana, pero no llega a ser un atuendo formal, todo lo contrario es más casual que otra cosa.

Fuente: esquire.com, gentlemansgazette.com, revistagq.com

Publicada en

Combinación de Zapatos con los Pantalones o el Traje

¿Qué zapatos usar con jeans?

Los jeans son ya son unos básicos para la mayoría de los hombres y mujeres en estos días. Los llevamos el fin de semana y en el trabajo, y son tan versátiles que se han convertido casi en un indispensable en cualquier fondo de armario. Pero ¿Eso significa que van con cualquier zapato? No necesariamente. Hay nos vaqueros que van mejor con unos zapatos que con otros.

Si tus vaqueros tienen un estilo muy desgastado, mejor con zapatillas o tennis shoes, y si los vaqueros son muy gruesos mejor con unas botas de suela gruesa. Las Chelsea son una buena opción también.

¿Qué zapatos usar con pantalones hechos a medida?

Hoy en día, puedes separar tu chaqueta y pantalón de tu traje y usarlos por separado, puedes usar una chaqueta cruzada sin abrochar, y no tienes que usar Oxfords o Derbies negros con el pantalón del traje, al menos que tengas un evento formal, claro está. Un buen ejemplo de esto, son las zapatillas blancas que van muy bien con los pantalones de traje oscuro y se ha convertido en un uniforme para los famosos equipos de fútbol de muchos países.

Pero, si tus pantalones tienen algo de textura, es decir, son de tweed, lana gruesa o incluso franela, requieren calzado más pesado. Las botas brogue o de piel son ideales, o un par de botas que parezcan que puedes escalar una montaña.

 

¿Qué zapatos usar con un pantalón chino?

Los pantalones preppy merecen un zapato preppy. Zapatillas de lona en el verano, botas de pato en el invierno y, durante todo el año, mocasines, con o sin calcetines según el clima. Los brogues aportan un poco de más seriedad al look.

Las telas de invierno merecen un zapato igualmente robusto. Las botas de montaña son ahora una tendencia. Puedes optar por unas botas de cuero pulido tipo escaladores con aparente desgaste, no muy altas. Enrolla tus chinos justo por encima de la caña de la bota y haz que se vean un poco los calcetines de lana gruesa.

¿Qué zapatos usar con pantalones de chándal?

Los joggers o pantalones chándal (para entrenar) son cómodos, asequibles y versátil, tanto que ya no necesitas pensar en qué ponerte todas las mañanas. Originalmente diseñados para el deporte, se han convertido en un casual imprescindible que puede llevarse con zapatillas, o las botas chukka, y mejor si son de ante.

¿Qué zapatos usar con un esmoquin?

No hay mucho que hacer cuando se trata de llevar un esmoquin. Este traje se lleva con el clásico zapato de patente o charol o con unos Oxford muy pulidos, pero si quieres ser un poco más osado, opta por unos Slippers de terciopelo, o de patente y si quieres ser más osado aún, mejor si tienen un bordado en la parte superior.

¿Qué zapatos usar con pantalones cortos?

Los pantalones cortos son casuales. Por lo tanto, como regla general, sus zapatos también deberían serlo. Decántate por unas zapatillas, o alpargatas, náuticos o sandalias. Cuando se lleva pantalones cortos con corte de pantalón de traje, puedes llevarlos con mocasines.

Fuente: fashionbeans.com 

Publicada en

Bolsología, la Ciencia del Bolso Femenino

Bolsología ¿la ciencia del bolso? Pues sí, resulta que los americanos se han acuñado el termino y aunque parece un poco loco, tiene más lógica de la que podemos creer. Resulta que la ciencia del bolso, estudia el bolso de las mujeres, su significado y su estrecha relación con su personalidad.

Varios especialistas, psicólogos y hasta coaches han dedicado mucho tiempo a investigar este tema, porque al parecer este accesorio dice mucho sobre los rasgos de la personalidad de quien lo porta, su generosidad, egoísmo e inseguridad.

Ya las personas no miran a los ojos, si no que más bien, prestan atención a los zapatos y el bolso que llevas. Tanto así que, es posible determinar tu clase social según los zapatos y el bolso que lleves, y esto también aplica a los hombres. Este fenómeno sucede mucho en el Medio Oriente, donde las mujeres que se tienen que cubrir con la “Abaya”, sólo muestran sus zapatos y sus bolsos, y es importante para ellas que no las confundan con cualquiera, siendo una forma de codificación e identidad social.  

Otros especialistas se han dedicado a analizar y clasificar ciertos arquetipos femeninos en función del bolso que utilizan. Muchos psicólogos ven en la moda, en los bolsos y los zapatos potentes objetos de estudio desde los que analizar la personalidad de su dueño. Para Freud, el bolso era considerado un símbolo genuino de la sexualidad femenina.

Según otros estudios, las mujeres poseen una media de 19 modelos distintos de bolsos, y los bolsos y zapatos ocupan un 28% de la cuota de mercado, por encima de la ropa, de los relojes y de los automóviles. Incluso se habla de coleccionismo y de adicción siendo para muchas mujeres objeto de culto. Al parecer, la inversión en un buen bolso o zapato y su posterior admiración refuerza su autoestima.

Para otros especialistas, lo importante no es el bolso sino lo que se lleva dentro. Precisamente es el contenido es lo que interesa porque informa sobre los hábitos a la hora de llenarlo. Otros, especialistas analizan la forma de portarlo: posado en el antebrazo sugiere superioridad; en la mano, decisión; en bandolera, sentido práctico y pudor, y si sujetamos el asa colgada del hombro damos a entender que son protectoras con el entorno, por ejemplo. El bolso es una parte muy privada de la mujer, prácticamente un espacio donde las manos del hombre no son bienvenidas.

Pero, los cambios de estilo, tamaño y posición de estos accesorios también responden a períodos de transformación en la historia femenina, la economía, la política o lo que la sociedad vive en un periodo de tiempo determinado. En su momento, Coco Chanel ideó el bolso 2.55 en los años 50, con un asa larga, para que las mujeres pudieran llevarlo tipo bandolera o a la altura de la cadera. En los años 60 vinieron los totes, un modelo de gran tamaño que se cuelga del hombro. Otro buen ejemplo, fue la creación del modelo Birkin de Hermès, el cual nació cuando la actriz Jane Birkin le contó a su propietario la necesidad de llevar un bolso de gran tamaño, donde se pudiera colocarse de cualquier forma y sin que se cayera su contenido.

Shoulder bag o bandolera

Su tamaño suele ser medio, posee una correa larga que permite colgarlo de un hombro o llevarlo cruzado.

Sobre

Es como un clutch pero tiene una solapa que lo hace parecer un sobre de carta.

Shopper

Es un bolso grande con dos asas, por lo general tiene un sólo bolsillo interno, y puede ser usado para la compra.

Tote

Se le confunde muchas veces con el shopper por su gran tamaño. Su principal diferencia radica en su forma menos rectangular y más parecido a un trapecio.

Bowling

Tiene forma redondeada, y lleva su nombre porque se asemeja a un bolso de bowling. Aunque originalmente no es para colgarlo en el hombro, algunos llevan una larga correa para tal fin.

Minaudiere

Son los bolsos tipo joya y puede tener joyas o pedrería incrustada y es ideal para ocasiones especiales.

Caja

Su diseño está entre un Clutch y un Minaudiere, pero es rígido como una caja.

Clutch

Tiende a ser alargado, se lleva en la mano y no tiene ni correas ni asas. También se suele llevar en ocasiones especiales.

Wrislet

Está dentro de la categoría del Clutch pero su principal diferencia está en que tiene una cadena o pulsera para poder llevarlo colgado de la muñeca.

Hobo

Tiene forma de triángulo, es decir, es más ancho abajo y se va estrechando en la parte superior. Está hecho de materiales muy flexibles y el asa permite que se cuelgue del hombro con facilidad.

Messenger o Satchel

Se trata de un bolso muy estructurado y con cierre, y por su larga correa se lleva cruzado también.

Años 50

También llamado Lady Dior, y ha sido un homenaje a la Princesa Diana. Es un poco acolchado y no se cuelga del hombro.

Mochila

Se trata de la mochila  tradicional para ir al colegio. Actualmente, la conseguimos en diferentes tamaños, diseños y colores.

Minibolso

Es un bolso muy pequeño donde cabe los imprescindible, tiene una larga correa y se lleva como una bandolera.

Belt bags

Son las llamadas riñoneras, funnypacks, bellybags, buffalopouch, bumbag, beltpack son los koala de toda la vida, pero hoy en día han evolucionado a diseños más atrevidos y versátiles, desde los más básicos a los más lujosos.

Saddle bags

Su forma es redondeada, tiene correa larga y suele ser de cuero marrón, y su uso era originalmente ecuestre.

Maletín

SU nombre se refiere al maletín que usaban los soldados de la caballería del ejército, ahora un imprescindible para cualquier ejecutivo o ejecutiva que se respete.

Portadocumentos

Es ideal para llevar documentos y demás papeles por tu tamaño medio y rectangular. Es muy plano o delgado y suele cerrarse con una cremallera o cierre.

Doctor Bag

Lleva este nombre porque se parece a los antiguos maletines que llevaban los doctores al hacer consultas a domicilio.

Pouch

Parece un porta documentos, pero su tamaño algunas veces es menor. Se cierra con una cremallera, no lleva correa por lo tanto se lleva en la mano.

Quilted

Es un bolso que viene acolchado y las costuras hacen que se vea el relieve. Al parecer, este bolso fue una inspiración de Coco Chanel, quién lo observó en los asientos de los coches de la época.

Bolsa de Tela

Se parecen a un tote o un shopper y son ideales para llevar todo aquello que no cabe en la bolsa o en el maletín. Es el típico bolso que saca de apuros cuando vamos a hacer la compra.

Capazo

Son los bolsos hechos de fibras naturales y sus formas y tamaños son muy diversos. Son los típicos bolsos para ir a la playa.

Drawnstring o bombonera

También llamados limosneras, este bolso es como si fuera un saco, es decir, ancho en la parte inferior y estrecho en la superior que se puede fruncir con una cuerda.

Baguette

Su característica principal es que son estrechos, delgados y alargados, y tiene una correa no muy larga para poder colgar en el hombro.

Duffel o bolso de viaje

Parecen un bolso bowling, pero mucho más grandes y son los que generalmente utilizamos para ir de viaje. Son los bolsos ideales para llevar equipaje de mano.

Fuente: smoda.elpais.com

 

 

 

Publicada en

¿Cómo usar la Rueda del Color? El Protocolo de la Combinación de los Colores para tu Vestuario

Combinar los colores es algo muy sencillo, y más cuando se cuenta con las herramientas para hacerlo. Aquí tienes algunos truquitos para que saques el mejor partido de ellos y mejores tu imagen personal.

La herramienta fundamental, y que debemos aprender a usar, es la Rueda del Color, y hay varias estrategias para utilizarla de una manera más eficaz y efectiva, y que puede ser utilizada tanto para tu ropa como para la decoración de tu hogar. Recuerda que tu casa, es una extensión de ti mismo, por lo que con toda certeza, consciente o inconscientemente, le imprimirás tu personalidad.

¿Qué es la rueda de colores?

El círculo cromático, o rueda de colores, es una representación ordenada y circular de los colores de acuerdo con su matiz o tono, en donde se representa a los colores primarios, secundarios, terciarios  y sus derivados. Vamos a ver los sistemas y métodos que nos sirven para usar los colores de la manera más exacta. El secreto está en, mezclar los sistemas y no quedarnos con uno sólo, porque podemos caer en la monotonía.

El Sistema de Analogía del Color

Consiste en elegir los colores “vecinos” del color principal, es decir, debemos utilizar los colores que se encuentran a un lado y al otro del color principal, de esta forma, armonizamos el conjunto de prendas que componen tu vestuario.

El Sistema del Color Complementario

Consiste en elegir aquellos colores que se encuentran “enfrentados”. Es bueno usarlo cuando queremos tener un mayor contraste entre las distintas prendas. 

El Sistema de Analogía del Color vs El Sistema del Color Complementario

Como su propia denominación lo indica, es la mezcla de los dos sistemas anteriormente mencionados. Los colores análogos dan armonía o uniformidad, mientras que el color complementario aporta un toque de contraste al conjunto, por lo que la combinación de ambos sistemas da una cierta uniformidad al vestuario y por otro se le pone un interesante toque de contraste al conjunto.

Método Triangular

Con este método logramos una combinación de colores equilibrada y colorida en nuestro vestuario. Aquí tienes que escoger un color y escoger  otros dos colores mediante un triangulo, es decir, tienes que elegir alguno de los tonos que marca cada vértice del triángulo.

Método del Cuadro

El método o sistema del cuadro, consiste en elegir un color de cada una de las cuatro esquina de un cuadro. Es un método opcional, porque dota al vestuario de una gama de colores demasiado diversa, y no es muy elegante, pero teniendo buen gusto, seguro que podemos lograr una armonía perfecta.

Fuente: protocolo.org 

Publicada en

Los Materiales y Tejidos de una Camisa de Polo (parte 3)

Hay seis tipos principales de polos y la calidad de la camisa depende de la tela o del tejido.

 

Mezclado

Los polos de telas mezcladas se usan más en ambientes corporativas o uniformes de supermercados, por ejemplo,  porque los sintéticos mezclados aumentan la durabilidad y la resistencia a las manchas y claro su precio es más bajo. Una de sus desventajas es que al ser un material de no algodón, genera más transpiración. Siempre opte por la mejor calidad, de ser posible.

Rendimiento

Los polos de rendimiento están hechos pensando en los atletas. Ofrecen reducción de olores al agregar plata al material o vienen con protección UV. Por lo general, están hechos de mezclas o sintéticos livianos. Estas camisas solo deben usarse en el campo de golf o cuando haces ejercicio, no en ningún otro lugar.

Poliéster

Su ventaja es que no se arrugan ni encogen y son resistentes a las manchas, pero ofrecen una transpirabilidad limitada, lo que significa que sudará mucho. De ser posible, evítelos a toda costa.

Seda

Los polos de seda ligera, cómoda y brillante parece ser una fibra ideal para los polos, pero en realidad, la seda pura no es una buena porque pierde su color cuando,  se calienta y se moja con facilidad. Existen mezclas de algodón y seda o lino y seda que podrían funcionar para los polos, pero no se recomienda la seda pura.

Lino

En los últimos años, el lino se ha vuelto más popular para todo tipo de prendas de punto y algunas ofrecen polos de lino. Con su aspecto nítido y arrugas sofisticadas, sin duda agrega otra dimensión, pero también es mucho más áspera que el algodón. Como tal, solo se recomienda en mezclas si desea el aspecto de lino arrugado.

Puro algodón

Con capacidad para absorber la humedad, transpirabilidad y durabilidad decente, las camisas de algodón son las camisas de polo más comunes que se encuentran en la actualidad. Ahora, no todo el algodón es igual, y los polos de algodón más baratos usan algodón de fibra corta que causará la acumulación de colores y desteñidos después de unos pocos lavados. Por supuesto, el algodón básico más largo durará más y probablemente se sentirá mejor en su piel; sin embargo, con el tiempo también se desvanecerá, especialmente con colores más oscuros. Aparte de eso, la calidad de un polo no solo depende de los materiales sino también del tejido.

Tejidos

La mayoría de los polos son de punto.

El tejido de punto es el proceso de entrelazar hilos, y hay dos categorías básicas de tejido que son las más relevantes para los polos.

Punto Piqué

También conocido como tejido de piqué no solo es flexible sino también transpirable y, por lo tanto, es el tejido de polo más popular.

Jersey de punto

Los polos de punto de Jersey tienen una superficie lisa similar a una camiseta o un suéter fino. A menudo, este punto se usa para polos menos costosos, pero también se puede usar para polos de mayor calidad. Simplemente crea un aspecto diferente, y todo depende de su gusto. En términos de transpirabilidad, un punto de piqué abierto es superior a cualquier punto de Jersey.

 

Características y detalles de la camisa de polo

Cuellos

Cuello suave

La mayoría de las camisas de polo hoy en día vienen con cuellos suaves y acanalados que a menudo se ven descuidados cuando los bordes se curvan, por ello mejor optar por un cuello camisero de la misma tela.

Cuello de camisa

El cuello a medida está hecho con la misma tela que el resto de la camisa pero con entretela para mejorar la estabilidad y el aspecto. Puede encontrarlos con un collar clásico, un cuello recortado y un cuello abotonado. usa el cuello desabrochado.

Con bolsillo vs sin bolsillo

Algunas camisas polo tienen un bolsillo, pero rara vez se usa y si lo hace se deforma, por lo que mejor que no tengan bolsillo.

Ojales

A menudo, los fabricantes intentan escatimar en los ojales y coserlos antes de cortarlos, dejando muchos hilos sueltos. Idealmente, primero se debe cortar un ojal y luego coserlo. Mientras que las camisas italianas de alta gama a menudo tienen ojales cosidos a mano, los polos generalmente solo tienen ojales cosidos a máquina, y eso está bien siempre que se vean bien.

Mangas

La mayoría de los polos tienen mangas cortas, pero a algunos hombres también les gusta usar polos de manga larga. Ambos están bien, pero en términos de construcción, estos dos tipos no difieren.

La construcción de manga más común son las mangas empotradas, pero muchas de las camisas más caras ofrecen mangas ranglan, que brindan un mejor rango de movimiento. Pero eso también depende de la flexibilidad del material de punto utilizado. Idealmente, deberías probarte el polo antes de comprarlo.

Fuente: www.gentlemansgazette.com 

Publicada en

La Etiqueta de la Camisa de Polo (Parte 2)

 

Ya hemos visto cuan versátiles pueden ser los polo shirt, pero hay algunas reglas que deberíamos seguir para que te luzcan bien y no te veas descuidado o desarreglado.

  1. No pongas capas de polos

Una camisa polo debe quedar bien ajustada, por lo que no es posible poner una camiseta u otra polo por debajo de ésta. Las camisas de polo no están hechas para más capas, y las camisetas interiores (de manga larga o corta) nunca deben usarse con una camisa de polo.

  1. Usa los polos ajustados pero no apretados

Si no puedes meter un dedo entre tus bíceps y la manga, es mejor un tamaño más grande y viceversa, si hay mucha holgura o anchura, coge un tamaño más pequeño. Los polos de buena calidad están hechos de materiales ligeros como el algodón, por lo tanto, se ajustan bien al cuerpo sin mostrar demasiado tampoco.

  1. Lleva tu polo a la altura adecuada

Esto significa que, la parte posterior de un polo o su cola no debe extenderse más allá de la mitad de tu trasero. El polo se arrugará y se verá cuando la tenga metido en el pantalón, además habrá más tela de la que se necesita. Evita especialmente, los polos de cola de tenis, es decir, las que tienen un dobladillo trasero más largo con relación a la parte frontal.

  1. No levantes el cuello

Esa tendencia de levantar el cuello ha terminado, y no volverá.

 

  1. No uses logotipos grandes

Los grandes logotipos o los de gran tamaño golpearon fuertemente e inicialmente aparecieron en las camisas de polo Ralph Lauren, entre otras marcas. Lo mejor es evitar estos grandes logotipos, y cuando se trata de polos, es definitivamente mejor tener un pequeño logotipo en el pecho. Mejor los logotipos que son del mismo color del polo  que los logotipos contrastantes. En cualquier caso, los logotipos de gran tamaño son atroces y horteras.

 

  1. No use polos con un blazer

Algunos hombres piensan que lucen bien luciendo una camisa polo con un blazer. No importa en qué situación se encuentre, una chaqueta siempre se verá mejor con una camisa de vestir. Por lo tanto, omita el polo y vaya directamente a la camisa de vestir.

  1. Meter o no meter su polo dentro del pantalón

No hay una regla para esto, el criterio sería más bien, meter el polo o no dependiendo del atuendo y la ocasión. Tal vez, con un par de pantalones cortos de madras, no querrás meterlos, pero con un par de pantalones de seda o chinos, se verá mejor cuando esté metido.

Cómo debe quedar una camisa de polo

Justo pero no apretado

Idealmente, un polo debe ser ajustado con mangas ajustadas que lleguen aproximadamente a la mitad entre el hombro y el codo. Si bien debe ajustarse, tampoco es que quede apretado. Es ajuste ideal es en el que se pueda deslizar un dedo entre la manga y la piel con facilidad. Si hay menos espacio significa que es demasiado apretado, si hay más espacio, es demasiado flojo. El escote, aunque desabrochado, debe llegar hasta el área del pecho.

Ancho de hombro y mangas

Al igual que con una camisa de vestir, la costura del hombro debe quedar sobre el hueso del hombro. Las mangas deben bajar aproximadamente a la mitad de las dos terceras partes de tus bíceps. 

El largo adecuada

Los polos tradicionales son más largos en la parte posterior que en la parte delantera y se ven mejor cuando están metidos. Si está metida, la camisa no debe exceder la mitad de las nalgas en la espalda. Cuando está por fuera, el polo debe quedar justo debajo de la línea de la cintura o cinturón.

Ajuste clásico

Ideal para hombres que no tienen abdominales marcados ni pectorales desarrollados, el ajuste clásico tiene sisas más bajas con mangas que llegan más cerca del codo. Ofrecen un ajuste relajada sobre el torso, con un dobladillo trasero más largo que les permite meterlos en los pantalones largos. 

Fuente: www.gentlemansgazette.com

Publicada en

Polo Shirt o la Camisa de Polo (Parte 1)

¿Te aprecias de tener buen gusto? Pues un polo no debería faltar en tu armario.

Un polo es una de las camisas versátiles,  una prenda básica ideal para el verano y que puede llevarse tanto como vestimenta deportiva como ropa de ocio. Los polos se pueden combinar con muchos artículos de vestuario como los chinos, los pantalones cortos o shorts, con chaquetas o pantalones de telas seersucker y Madras. 

Breve historia

La historia y el origen del polo no es exacto, pero la mayoría cree que fue desarrollada originalmente en la década de 1920 por el tenista René Lacoste, mientras que otros afirman que su origen viene de mediados de 1800 en Manipur, India.

Al parecer, los soldados del ejército británico presenciaron un partido de polo por parte de los locales y la mayoría de ellos vestían camisas de manga larga hechas de algodón grueso con cuellos anchos, pero debido al calor y la incomodidad, comenzaron a colocar botones en el cuello de la camisa para evitar que se agitaran mientras los caballos galopaban. Cuando regresaron a Gran Bretaña, introdujeron el polo en su tierra natal en 1862.

Durante un viaje a Inglaterra en 1896, John E. Brooks, heredero de la mercería estadounidense Brooks Brothers, asistió a un juego de polo y notó los cuellos con botones en las camisetas de los jugadores de polo. Pensando que era una idea brillante, le comentó la idea a su abuelo, y comenzaron a crear una nueva camisa de vestir con un cuello con botones que hoy conocemos como la camisa de vestir con botones.

Cuando llegaron los años 20 , el diseñador y jugador de polo Lewis Lacey desarrolló un polo más liviano y con una imagen bordada de un jugador de polo en el pecho en su tienda en Buenos Aires.

Al darse cuenta de que el polo podría tener múltiples usos, especialmente debido a su cuello resistente al viento, el tenista Rene Lacoste diseñó el polo moderno como lo conocemos hoy en día y se dio cuenta de las ventajas de tener las mangas cortas; idea que obtuvo al enrollarse las mangas almidonadas de su camisa blanca de tenis de manga larga.

También quería una camisa sin botones, como era habitual en las camisetas de tenis de la década de 1920, por lo que se las quitó y se quedó con una camisa de manga corta que se podía poner sobre la cabeza. Adoptó un innovador punto llamado algodón piqué que permitió que la camisa fuera tejida a máquina, lo que la hizo mucho más duradera y liviana, esto hizo que la línea de polos Lacoste se hiciera famosa al instante. Aprovechó su apodo “El cocodrilo”, que obtuvo de su larga nariz y creó el logotipo de cocodrilo Lacoste.

René Lacoste llevó su camisa al Abierto de EE. UU. de 1926, e inmediatamente la camisa se convirtió en un elemento básico en el tenis y la ropa deportiva en todo el mundo.  El mundo del polo se dio cuenta y adoptó las mismas camisetas para usar en su juego. Para rendir homenaje a la idea de Lacoste, optó por nombrarlos polos en lugar de camisetas de tenis. El cuello abotonado ya no existía, y a los jugadores de polo les gustaban las camisas tejidas porque el cuello cómodo pero resistente podía levantarse, permitiéndoles más protección contra las quemaduras solares.

Para 1933, Lacoste comenzó su compañía, y el polo comenzó a venderse rápidamente internacionalmente a atletas y fanáticos de todo el mundo. Buscando nuevas oportunidades, Lacoste comenzó a vender camisas de diferentes colores y diseños, lo que condujo a la tendencia moderna de los polos audaces.  Fue en 1952, cuando el polo se popularizó, cuando se publicó una foto del presidente Dwight Eisenhower con un polo Lacoste en el campo de golf. Inmediatamente, los golfistas de todo Estados Unidos y del mundo comenzaron a usar el polo como parte de su atuendo de golf y los clubes de campo comenzaron a colocarlo en la lista aprobada de ropa de golf apropiada en sus códigos de vestimenta.

Un par de años más tarde, el tenista Fred Perry decidió hacer su propia versión del polo con el mismo diseño pero incorporando un logotipo que estaba cosido en la camisa en lugar de simplemente planchar. La camisa de Perry se hizo popular entre los adolescentes a mediados de la década de 1950 y pronto la camisa polo ya no era sólo una camisa deportiva, sino una camisa de moda para usar fuera del atletismo.

En Nueva York, como el polo era el deporte de la Realeza, Ralph Lauren decidió llamarlo simplemente “Polo“. El emblema del polo apareció por primera vez en trajes de mujer en 1971. Durante gran parte de la década de 1980 y 90, comenzó una guerra entre Lauren y Lacoste . Sin embargo, Ralph Lauren logró vencer a Lacoste y convertirse en la icónica camisa codiciada por los hombres de todo el mundo. A medida que los adolescentes de la década de 1950 crecieron, continuaron vistiendo sus polos como una opción de moda en la vestimenta.

Con el inicio de la industria tecnológica y la adaptación de ropa menos formales en los ambientes de trabajo, los polos comenzaron a usarse como ropa de trabajo estándar. El polo se incluyó en muchos uniformes comerciales y minoristas. Las empresas comenzaron a usarlas como un uniforme regulado para su personal con logotipos marcados en las mangas, el pecho, el cuello y la parte posterior de las camisas.

Publicada en

Etiqueta de los Shorts de Hombres

El verano está aquí, y eso significa que es hora de llevar pantalones cortos o los shorts. En los últimos años, los pantalones cortos han sufrido algunos cambios importantes en términos de largo y ancho apropiados. 

Pequeña historia sobre los pantalones cortos 

Fueron utilizados inicialmente por los europeos en algo que llamaron calzones de rodilla o knee breeches, antes de llegar a ser la ropa deportiva que hoy conocemos. Inicialmente fueron utilizados por los oficiales del ejercito para poder mantenerse frescos especialmente en lo climas tropicales o muy cálidos como el desierto, que luego fue copiado por la población civil llamándoles pantalones de rodilla o knee trousers o knee pants como ropa casual.

Llama la atención que dentro de la evolución de esta prenda de vestir que, en 1800 fue considerada una prenda reservada estrictamente a los chicos y no a los hombres maduros. Fue una prenda que tanto en Europa como en EE.UU fue destinada al uso de los niños y preadolescentes quienes al convertirse en hombres podrían llevar pantalones largos. Por esta razón, muchas escuelas adoptaron en sus uniformes el uso de pantalones cortos.

Ya para 1900 se comienza en EE.UU a comercializar los shorts para uso deportivo y todas las actividades que se realicen al aire libre, siendo usado tanto por hombres como mujeres, por lo cual ya no estaba solo reservado para los niños y adolescentes.

¿Cómo deberían quedar los pantalones cortos? ¿Por qué es importante tomar en cuenta la entrepierna?

Uno de los factores más importantes al comprar pantalones cortos es la entrepierna. La entrepierna es la longitud de la costura entre la parte inferior de la entrepierna y el largo de los pantalones cortos. 

Una buena regla es hacer que el largo se encuentre a unas tres pulgadas por encima de tu rodilla, y esto generalmente significa que será una entrepierna de 7-9 “.

Lo importante aquí, es saber que lo determinante es la longitud de tus piernas. Por ejemplo, un chico de 5’9 “, y de torso largo y piernas cortas, puede tener una entrepierna de 7” , y queda bien porque es proporcional a este tipo de cuerpo. Ahora, un hombre más alto con piernas más largas, tendría una entrepierna de 9 “, siendo la mejor opción. 

La conclusión es que no hay una talla única para todos, así que mejor es probárselos. Comienza con una entrepierna de 7 “o 9” y ve tu mismo que es lo que más te conviene. 

La longitud de la entrepierna de tus pantalones cortos debe basarse en la forma de tu cuerpo y proporción, considerando el cuadro siguiente: 

¿Cuán holgados o pegados deben quedar mis pantalones cortos a la pierna?

Básicamente hay que tomar en en cuenta la forma de tu cuerpo y específicamente a tus piernas. Si tienes piernas delgadas, probablemente necesites unos pantalones cortos delgados. Para ser claros, no vaya al extremo de ninguna manera. La idea no es que sus pantalones cortos queden tan ajustados que los espectadores puedan sus partes. Toma un tamaño más grande o encuentra algo más ancho. Ahora, si tus pantalones cortos no se mueven con tus piernas, quiere decir entonces que son demasiado anchos. Una prueba rápida es pellizcar el exceso de tela en el exterior de la pierna. Si hay más de 1.5 “de holgura, los shorts probablemente sean demasiado grandes para ti.

Además del ajuste de la entrepierna, la única otra cosa variable que puede modificarse es la cintura. Si los pantalones cortos se sienten demasiado anchos, confirme que la cintura esté lo más ajustada posible. Del mismo modo, si usa el tamaño correcto pero los pantalones cortos se sienten demasiado ajustados, puede ajustar el tamaño de la cintura para obtener más espacio en cualquier otro lugar.

Colores esenciales, telas y patrones para pantalones cortos para hombres

Debido a que el verano es una época de simplicidad de vestimenta, es importante que cada artículo que se use tenga una intencionalidad y tampoco significa que la simplicidad es estar mal vestido. El otoño y el invierno son buenos momentos para el estilo porque las capas y las telas más gruesas son más fáciles de crear.

En el verano, muchas veces estamos limitados a una camisa, un par de pantalones cortos y zapatos. No hay lugar para la frivolidad, por lo que, en el caso de los pantalones cortos, hay que considerar las mejores opciones de colores, telas y patrones.

¿Qué color de pantalones cortos debo comprar?

Elija colores que se combinen fácilmente, lo que significa no lleve nada que sea demasiado brillante o saturado. Si tiene un presupuesto ajustado, vaya por los básicos azul marino, caqui británico y gris pues son una apuesta segura. Estos tres colores pueden llevarse fácilmente durante el verano. 

Sin embargo, si su atuendo se compone de solo unos pocos artículos, solo con cambiar el color de los pantalones cortos puede modificar completamente su aspecto. alterar por completo el aspecto, es decir, una camisa polo seguramente se verá diferente si la llevamos con un short azul, gris o caqui. 


¿Cuál es la mejor tela para los pantalones cortos?

No cabe la menor duda que el algodón es más clásico de las telas, y uno de lo más apreciados y más en el caliente verano. El algodón respira bien y es cómodo, aunque si buscas un mejor flujo de aire es bueno considerar un par de pantalones cortos de lino. El lino es liviano, fresco contra la piel y se arruga de una manera que se ve interesante. El algodón arrugado se ve como descuidado pero el lino arrugado, por alguna razón, se ve elegante. Los Seersucker, ripstop, son telas de alto rendimiento y de diferentes mezclas, siendo unas de las mejores apuestas para verse elegante dentro de lo casual. 

Shorts con estampados vs colores lisos

Si estás empezando a formar tus básicos del verano, conviene comenzar con al menos un par de pantalones cortos sólidos: azul marino o gris / carbón deberían ser tus mejores opciones. Si deseas introducir un estampado, hazlo con moderación.

Las rayas ligeras de un seersucker, es una buena opción cuando se lleva con una camisa, franela o T-shirt de colores sólidos. Los estampados de pequeñas ballenas, flamencos, guacamayas, mariposas o gansos, solo por citar algunos estampados divertidos, podrían llevarse pero mejor no abusar de ellos. Con un par de shorts de este tipo es suficiente, es decir, llévelos de vez en cuando. 

La camisa dentro del pantalón corto

La respuesta a esta observación es, depende. Sólo queda mejor meter la camisa dentro del short cuando llevamos camisa de botones, es decir, no debemos meter por dentro ni la T-shirt, ni la camiseta, ni el polo o la chemise. 

Los mejores zapatos para llevar con pantalones cortos

La variedad es infinita, y hoy en día no hay reglas para ello, sin embargo, podemos decir que con shorts van mejor los zapatos náuticos, zapatillas (tenis), zapatos con suela de cuero, espadriles o alpargatas mallorquinas, abarca y sandalias. Cuando lleves sandalias no olvides hacerte una buena pedicura y cuando lleves zapatos cerrados no olvides llevar calcetines tipo PINKY que no se vean. Hay que llevar calcetines porque el pie suda normalmente y así también reducimos la fricción que hay entre el pie y el zapato. Toma en cuenta también que mientras el zapato es más casual o deportivo más o menos formal te verás, es decir, el zapato determina el grado de formalidad o informalidad bajo el marco de lo casual. 

Tipos de shorts

Shorts Chinos

Shorts a medida o Tailored 

Shorts Denim o Vaqueros

Shorts Deportivos

Short tipo Bañador

Conclusión

Lo que SI debes hacer

1. Presta atención al ajuste y a tu físico. Si tienes piernas largas y delgadas, elige pantalones cortos de corte delgado que terminen por encima de la rodilla para una excelente apariencia. Si eres bajo y un poco gordito, evita usar pantalones cortos porque te hará lucir aún más bajo. Si tienes que usarlos, elija pantalones cortos que no sean demasiado ajustados, ya que no quiere parecer una salchicha apretada. En caso de duda, usa siempre pantalones en lugar de pantalones cortos.

2. Úsalos con confianza y orgullo y usa estampados clásicos como rayas, cuadros o sólidos.

3. Considera pantalones cortos para eventos muy informales, como barbacoas en el patio trasero de tus amigos, pero evita: pantalones cortos tipo cargo, una camiseta y chanclas porque te harán parecer un chico universitario poco sofisticado, mientras que un par de pantalones cortos, con camisa polo y los zapatos o mocasines te harán lucir elegante.

4. Usa ropa interior de color piel o gris cuando uses pantalones cortos blancos o de color claro. De lo contrario, tu ropa interior se mostrará.

Lo que NO debes hacer

1. No uses pantalones cortos con un blazer u otros abrigos deportivos o corbatas, a menos que te encuentres en las Bermudas u otros climas tropicales.

2. No uses calcetines visibles con pantalones cortos a menos que sea parte del uniforme escolar o esté involucrado en atletismo.

3. No uses pantalones cortos en la oficina, a menos que sea su oficina en casa.

4. No uses pantalones cortos blancos o de color claro con bolsillos. El forro siempre se muestra.

5. No uses pantalones cortos tipo cargo o pantalones cortos de jeans. 

6. No uses pantalones cortos deportivos, pantalones cortos para bicicleta o pantalones cortos para otra cosa que no sea su propósito original.

7. No te sientas obligado a usar pantalones cortos. Si tienes cicatrices visibles o una pierna artificial, es posible que no te sientas cómodo usando pantalones cortos y no tienes que hacerlo. Siempre es aceptable usar pantalones largos, pero a menudo no es aceptable usar pantalones cortos. Incluso en la playa puedes usar pantalones de lino largos, aireados y livianos que son muy similares a los pantalones cortos en términos de comodidad pero que son claramente más elegantes.

Fuente: Fashionbeans, Gentlemansgazette, primermagazine.

Publicada en

EL Sombrero, sus tipos y usos según tu Cuerpo y Rostro

HABLANDO DE SOMBREROS

Un sombrero es un accesorio que se utiliza especialmente para cubrir la cabeza y surge como una necesidad para protegerse del sol y la lluvia, del frío o hasta marcar el estatus social de la persona que lo porta según su calidad y materiales, pero también ha sido portado por el campesinado.

Los sombreros tienen sus orígenes en el Antiguo Egipto, pero uno de los más reconocidos es el gorro frigio, un sombrero de origen griego que significaba que quien lo portara era un esclavo al que se le había otorgado su libertad. También había en Grecia el píleo (Pilleus) y el pétaso (Petasus).

Los primeros sombreros eran fabricados principalmente de fieltro o de lana y eran utilizados tanto por los hombres como las mujeres.

El uso del sombrero se entendió por toda Europa, y ya se le veía en tiempos de Carlos VI de Francia, Carlos VIII, en el reinado de Luis XI, Carlos IV de Francia, etc.

A principios del siglo XX se usaba comúnmente en todo el mundo civilizado, pero su uso no es tan extendido o común, aunque actualmente hay una pequeña tendencia a usarlos.

Partes del Sombrero

Es muy importante saber las características básicas de un sombrero para a su vez poder entender cómo llevarlos según nuestro tipo de rostro y cuerpo.

Corona o Copa (Crown)

Es la parte superior del sombrero que se adapta a la forma del cráneo y puede generalmente redonda, cónica o truncada.

Generalmente, en la corona vamos a encontrar, un pliegue (que va en la parte central) y una abolladura (que va en los laterales de la corona).

Borde o Ala (Brim)

Es la parte del sombrero que recorre la circunferencia del sombrero, cumple la función de proteger al usuario de los rayos solares. Es la parte lateral de algunos sombreros que como en el chullo o el ushanka, tiene la finalidad de proteger o cubrir las orejas del frío.

Banda suave (Inner band o sweat band)

Es la parte interna del sombrero, conocida como badana, la cual está hecha de materiales suaves que entra en contacto directo con el cráneo del usuario. Tiene por finalidad la de ajustar correctamente el sombrero a la cabeza y detener el sudor.

Banda del sombrero, Toquilla o Cinturón (Band)

Es la cinta o adorno que se coloca alrededor de la copa, entre la corona y el borde. Sirve para darle forma al sombrero, evitando que se ensanche o como simple ornato.

Visera o Ala frontal

Es común en gorras militares y las populares gorras de béisbol y se trata de la superficie frontal que sirve para bloquear los rayos solares.

Barboquejo o Barbiquejo – Barbuquejo

Es la cinta que sujeta el sombrero que pasa por debajo de la barbilla, especialmente para los sombreros de trabajo y militares.

Tipos de Sombreros

He aquí los sombreros más comunes, pero valga advertir, que hay infinidad de sombreros para diferentes usos y gustos.

Fedora

Es como el icono de los sombreros, es el sombrero clásico.  Es un sombrero que tiene un pliegue y abolladuras en sus laterales. Su ala es totalmente plana, no tiene bordes o curvas, y puede ser doblada al frente a gusto del caballero. Puede ser llevado de lado también.

Trilby

Es muy parecido al Fedora, pero su ala posterior es más corta que el ala posterior, por lo que le da un diseño angular. Por lo general este sombrero lleva la parte posterior levantada y la del frente doblada hacia abajo. El ancho de su ala no supera la pulgada.

Homburg

Es mucho más forma que un fedora, tiene practicamente la misma corona con un pliegue, pero sin abolladuras y tiene un borde levantado en toda la circunferencia del ala.  Es el típico sombrero de hombres de negocios, políticos y demás caballeros del mundo occidental.

Porkpie

Es uno de los estilos más cortos en los sombreros y queda super bien en los hombres altos. La corona es plana, pero tiene una hendidura alrededor de ella. El ala es corta o pequeña con un ligero elevación alrededor del ala.

Bowler o Derby

Es el llamado sombrero bombín que llevaba Charles Chaplin. Su corona no tiene abolladuras o pliegues, es totalmente redondo y su ala corta tiene un borde ligeramente levantado. Es menos formal que el fedora o el Homburg.

Western hat

Es el típico sombrero de los cowboys americanos. Tienen una corona alta, con abolladuras y pliegue, y de alas anchas. El ala puede ser baja el frente, o que tenga las alas laterales levantadas.

Panama

Es un sombrero de origen ecuatoriano, pero popularizado en Panamá por los americanos cuando construían el Canal. Tiene un diseño similar al fedora o el triblys, pero en vez de estar hecho de fieltro está hecho de fibras de palma o paja. Sin duda alguna es el sombrero para climas tropicales.

Boater o canotier

Está hecho de paja o fibra natural. Tiene una corona totalmente plana, y de ala no muy ancha. Es el típico sombrero usado en las regatas.

 

¿Cuál es el mejor sombrero para ti?

Es normal que la gente tenga diferentes tipos y formas de cabezas lo cual las hace únicas. Así como nosotros prestamos atención a la forma de cómo nos vestimos según nuestro tipo de cuerpo, igualmente debemos prestar atención cuando vestimos nuestra cabeza con un sombrero. Para cada tipo de cabeza hay un tipo de sombrero y aquí veremos alguno de ellos.

Sombrero para caballeros grandes

Llevar un sombrero adecuado tiene que ver con el concepto de la proporcionalidad, por lo que si eres un hombre grande no deberías llevar un sombrero con ala pequeña y corona estrecha, porque te verás más grande. Es mejor llevar un sombrero más grande que armonice con el tipo de cuerpo que tienes, es decir, que tenga un ala de unas dos pulgadas o 6 centímetros y una copa media.

También debemos prestar atención al ancho de la banda del sombrero. Si eres un hombre grande, ésta debe ser ancha y cuyo color no sea muy contrastante, o sea mejor si la banda es de la misma gama de colores que el sombrero, con una copa no muy alta más bien tipo media y ya que eres alto, es también aconsejable doblar el ala delantera un poco.

Sombrero para caballeros delgados y bajos

Si eres corto de estatura, no cabe la menor duda que un sombrero te irá muy bien pues lo primero que hará es alargar tu figura.

Es bueno que la cinta contraste con el color del sombrero, y no es aconsejable doblar el ala hacia abajo, es mejor, mantener el ala recta para que se vea el rostro para dar sensación de elevación y eso si el ala debe estrecha de no más de 2 pulgadas o 5 centímetros. Obviamente, la copa debe ser alta.

Sombrero para caballeros altos y delgados

Si lo que quieres es potenciar tu altura, ve por un sombrero de copa media y que tenga una cinta que contraste con el color original del sombrero, así visualmente se acortará tu figura, pero lograrás armonía y proporción.

El ala debe ser de unas 2 pulgadas o 5 centímetros y podría llevarse el sombrero un poco ladeado para darle ese toque personal.

Ahora, hablemos de los sombreros y los inestetismos que podría tener un rostro o una cabeza. ¿qué aspectos considerar cuando el sombrero tiene forma de A?

Caballeros con nariz grande

Con una nariz grande lo más importante en un sombrero es el ancho del ala, es decir, más de 2 pulgadas y media o más de 5 centímetros. Por lo general, este tipo de sombrero debe ser más largo al frente con relación a la parte posterior.   Es conveniente también doblar el ala del frente.

Caballeros con mentón corto

Mejor los sombreros de copa media, de ala no muy puntiaguda ni muy redonda, es decir, ala de ancho medio un poco dobladilla al frente.

Caballeros con quijada bien definida o estructurada

Mejor los sombreros con una pequeña hendidura en la copa y mantenerlo derecho, nada de ladearlo. Evitar el ala estrecha y copa alta.

Caballeros cara redonda

Mejor una copa no muy alta, y que la cinta combine con el color del sombrero.

Caballeros con las orejas grandes

Definitivamente mejor el ala ancha con punta un poco hacia abajo. También cinta o banda ancha con contraste de color con relación al color del sombrero.

Caballeros cabezones

Un sombrero pequeño no es la mejor opción. La banda o cinta del sombrero debe ser media, es decir, ni ancha y delgada, con un pequeño doblez en la parte delantera. También es bueno ladear un poco el sobrero. Hay que evitar el ala muy ancha, cinta o banda en contraste con el color del sombrero.

Fuente: Gentleman´s Gazette / Real Man Real Style