Publicada en

El trench: el clásico que se reinventa al oversize o XL

El Trench o la Gabardina regresa con mucha fuerza esta temporada pero con una pequeña variante, es oversize o XL.

La gabardina o trench es una prenda exterior que se utiliza para resguardarse de la lluvia, pero tratándose de una prenda ligera y, en muchos casos, de tamaño oversize, la gabardina también puede adaptarse a climas más fríos a través de la superposición de capas. Cuando no se lleva con cazadoras debajo, puede abrigar tanto como una cazadora de cuero, con un jersey, hacer las veces de cárdigan, sobre un top o una camiseta, en los días un poco más templados. 

Pocas prendas perduran en el tiempo y saben adaptarse como un trench o gabardina, prenda que se ha convertido en uno de esos básicos tan importantes y atemporales como los vaqueros y la camisa blanca.

Sin embargo, eso no significa que siendo tan atemporal no sea inmune a la influencia de las tendencias y esta temporada su silueta clásica, sencilla y versátil se reinventa a proporciones, juegos entre feminidad y masculinidad y contemporaneidad.

La gabardina o trench ha pasado de sus orígenes clásicos a una versión más contemporánea que apuesta por siluetas relajadas y cortes oversize que vienen presididos de hombreras marcadas y largos casi hasta el tobillo, así que olvídate del cinturón apretado a la cintura, pero eso sí, siempre en colores neutros y sin demasiados aderezos.

El trench oversize y básico, es frecuente verla combinada con estilismos básicos como trajes, pero también con vaqueros y jersey, mezclados con chándal y zapatillas, pantalones estampados o camisas bordadas, aunque no llueva, porque la gabardina ya se puede descontextualizar de su tradicional clima lluvioso.

El trench, es la perfecta prenda de transición entre piezas más arregladas y otras más urbanas en un mismo look. Puedes llevar tu gabardina con los que desees. 

 

Publicada en

El Lenguaje de las Piernas

Posición de las piernas

Las piernas juegan un papel muy interesante en el lenguaje corporal. Al estar más alejadas del sistema nervioso central (el cerebro), nuestra mente racional tiene menos control sobre ellas y les permite expresar sentimientos internos con mayor libertad.

Cuanto más lejos del cerebro esté una parte del cuerpo, menor control tienes sobre lo que está haciendo.

lenguaje corporal piernas

En general el ser humano está programado para acercarse a lo que quiere y alejarse de lo que no desea. La forma como alguien sitúa sus piernas puede darte algunas de las pistas más valiosas sobre la comunicación no verbal ya que te estará señalando hacia donde quiere realmente ir.

El pie adelantado: el pie más avanzado casi siempre apunta hacia donde querrías ir. En una situación social con varias personas también apunta hacia la persona que consideras más interesante o atractiva. Si quieres que alguien de forma emocional sienta que le estás dando toda tu atención, asegúrate de que tus pies están encarados hacia él. De la misma manera, cuando tu interlocutor apunta con sus pies hacia la puerta en lugar de hacia ti es una señal bastante evidente de que quiere terminar la conversación.

Piernas cruzadas: es una actitud defensiva y cerrada que protege los genitales. En el contexto del cortejo, puede comunicar rechazo sexual por parte de la mujer hacia el hombre. En una situación social, que haya una persona sentada con brazos y piernas cruzados probablemente signifique que se ha retirado de la conversación. 

Sentado con una pierna elevada apoyada en la otra: típicamente masculina, revela una actitud competitiva o preparada para discutir; sería la versión sentada de exhibición de la entrepierna.

Piernas muy separadas: otro gesto básicamente masculino que quiere transmitir dominancia y territorialidad.

Sentada con las piernas enroscadas: en las mujeres, habitualmente significa cierta timidez e introversión.

Sentada con una pierna encima de la otra en paralelo: varios autores reconocen que en las mujeres puede interpretarse como cortejo al intentar llamar la atención hacia las piernas, puesto que en esta postura quedan más presionadas y ofrecen un aspecto más juvenil y sensual.

Publicada en

Gastrodiplomacia de Estado, de Empresa y en tu Casa

Gastrodiplomacia

Charles Maurice de Talleyrand, diplomático francés durante Napoleón afirmó:

“Tráeme buenos chefs y te conseguiré buenos tratados” y

Hillary Clinton: “la comida es la más antigua herramienta diplomática”.

Para los que creen que la diplomacia y el protocolo no tienen nada que ver con la gastronomía, el mismo Príncipe Alberto de Mónaco muy hábilmente afirma lo siguiente:

“Creo que la gastronomía desempeña un papel importante en política, ya que crea una situación política para el diálogo y el intercambio, y pienso que para la persona que recibe es importante crear una atmósfera con manjares de gran calidad y también vinos de gran calidad…cuando la gente comparte cosas buenas en una mesa las conversaciones se hacen mucho más fáciles y los intercambios son mucho más fluidos”. 

Es evidente que, la comida, desde los griegos, romanos y egipcios, pasando por el influyente Napoleón, constituye y contribuye al entendimiento y refuerza las relaciones entre los gobernantes. En la antigua Grecia ya Aristóteles argumentaba la importancia de las comidas colectivas con el fin de establecer un vínculo de solidaridad similar al de una familia… algo que cobraba especial importancia entre embajadores de ciudades rivales.

Gastrodiplomacia vs Diplomacia cultural

Gastrodiplomacia, es un tipo de Diplomacia Cultural, cuya premisa es ganar adeptos y corazones a través del estómago, y cuyo concepto de confunde muchas veces con el de Diplomacia Culinaria, que es el uso de la cocina y la comida como instrumentos para crear entendimientos interculturales, con la idea de mejorar la interacción y la cooperación entre los países.

Según los expertos, ambos conceptos se parecen, pero no son iguales. Sam Chapple-Sokol, define la diplomacia culinaria como el uso de la comida para crear entendimiento intercultural con el fin de mejorar las interacciones y la cooperación internacional, mientras que la gastrodiplomacia busca ejercer la influencia en Gobiernos extranjeros de manera indirecta, empleando la comida como medio para introducirse en sociedades foráneas y generar en ellas un mayor entendimiento de la cultura y gastronomía nacionales y, por ende, del país en su conjunto.

Por tanto, en la gastrodiplomacia los Gobiernos utilizan la comida como una manifestación cultural tangible fuera de las fronteras nacionales para promover su familiarización e intentar ganar adeptos en el exterior, lo cual ayuda a su vez, crear la MARCA PAIS.

Además, los países buscan al mismo tiempo incrementar su poder blando o soft power. ¿Qué es eso del poder blando? Es la habilidad para conseguir persuadir e incidir en la acción de otros países sin recurrir al uso de la fuerza, la coacción o favores económicos.

El concepto de gastrodiplomacia, ha venido popularizándose desde el año 2000, y no debemos olvidar que el mundo de las relaciones internacionales está cargado de significados, y la comida no escapa a ello.

Ya lo utilizó el presidente Franklin D. Roosevelt, cuando el Rey Jorge VI y la Reina Isabel le hicieron una visita oficial en 1939. En esa oportunidad el menú consistía en: una ensalada de queso helado con berros, sopa de cabeza de ternera y tortuga con palitos de pan de maíz y hasta perros calientes.

El menú no parece muy sorprendente y mucho menos delicioso, pero fueron unos muy buenos intentos de utilizar la comida como herramienta diplomática. Dice la prensa americana del aquel momento, que los reyes degustaron muy complacidos los perros calientes americanos y hasta repitieron. Toda esta experiencia fue la base para que los EE.UU utilizase, desde entonces, la gastrodiplomacia.

Fue a partir del mandato de Eisenhower cuando las comidas diplomáticas americanas se volvieron más elegantes, pero fueron los Kennedy quien lograron la sofisticación en esta materia y Jackie Kennedy era quien decidía lo que sucedía en la cocina y apostó por la comida francesa.

España no escapó a la gastrodiplomacia. En 1959 Eisenhower visitó oficialmente el país, y no faltó una cena de gala. Una vez que España incursiona en la democracia, y durante el mandato de Adolfo Suarez, el país entró en una frenética oleada de visitas oficiales de dirigentes extranjeros. Inicialmente, se contrataban los servicios de catering del hotel Ritz y del Restaurante Jockey, ya que Moncloa no contaba para entonces, de los servicios del Palacio Real.

Pareciera que estos conceptos son usados y aplicados solamente en el ámbito oficial, pero pueden perfectamente ser aplicados a su ámbito privado y más familiar, porque la comida y sentarse en una mesa es una de las mejores maneras de conciliar encuentros entre familiares, amigos y colegas del trabajo.

Consciente o inconscientemente, en nuestra casa hacemos gastrodiplomacia, y debemos pensar cómo sacar el mejor provecho de estos encuentros.

Úsalo como una herramienta para promover entre tus amistades y colegas, a tu país o región. Cada uno de nosotros al pasar nuestras fronteras, somos embajadores de nuestro país, y dar a probar nuestra gastronomía es un placer de Dioses.

La gastrodiplomacia en el ámbito de las empresas, es una herramienta de promoción de los productos locales, para extranjeros dentro del país o la incursión en otros mercados. Las empresas pueden perfectamente seguir el modelo de la diplomacia oficial y promover a su vez el turismo gastronómico.

Publicada en

Los Materiales y Tejidos de una Camisa de Polo (parte 3)

Hay seis tipos principales de polos y la calidad de la camisa depende de la tela o del tejido.

 

Mezclado

Los polos de telas mezcladas se usan más en ambientes corporativas o uniformes de supermercados, por ejemplo,  porque los sintéticos mezclados aumentan la durabilidad y la resistencia a las manchas y claro su precio es más bajo. Una de sus desventajas es que al ser un material de no algodón, genera más transpiración. Siempre opte por la mejor calidad, de ser posible.

Rendimiento

Los polos de rendimiento están hechos pensando en los atletas. Ofrecen reducción de olores al agregar plata al material o vienen con protección UV. Por lo general, están hechos de mezclas o sintéticos livianos. Estas camisas solo deben usarse en el campo de golf o cuando haces ejercicio, no en ningún otro lugar.

Poliéster

Su ventaja es que no se arrugan ni encogen y son resistentes a las manchas, pero ofrecen una transpirabilidad limitada, lo que significa que sudará mucho. De ser posible, evítelos a toda costa.

Seda

Los polos de seda ligera, cómoda y brillante parece ser una fibra ideal para los polos, pero en realidad, la seda pura no es una buena porque pierde su color cuando,  se calienta y se moja con facilidad. Existen mezclas de algodón y seda o lino y seda que podrían funcionar para los polos, pero no se recomienda la seda pura.

Lino

En los últimos años, el lino se ha vuelto más popular para todo tipo de prendas de punto y algunas ofrecen polos de lino. Con su aspecto nítido y arrugas sofisticadas, sin duda agrega otra dimensión, pero también es mucho más áspera que el algodón. Como tal, solo se recomienda en mezclas si desea el aspecto de lino arrugado.

Puro algodón

Con capacidad para absorber la humedad, transpirabilidad y durabilidad decente, las camisas de algodón son las camisas de polo más comunes que se encuentran en la actualidad. Ahora, no todo el algodón es igual, y los polos de algodón más baratos usan algodón de fibra corta que causará la acumulación de colores y desteñidos después de unos pocos lavados. Por supuesto, el algodón básico más largo durará más y probablemente se sentirá mejor en su piel; sin embargo, con el tiempo también se desvanecerá, especialmente con colores más oscuros. Aparte de eso, la calidad de un polo no solo depende de los materiales sino también del tejido.

Tejidos

La mayoría de los polos son de punto.

El tejido de punto es el proceso de entrelazar hilos, y hay dos categorías básicas de tejido que son las más relevantes para los polos.

Punto Piqué

También conocido como tejido de piqué no solo es flexible sino también transpirable y, por lo tanto, es el tejido de polo más popular.

Jersey de punto

Los polos de punto de Jersey tienen una superficie lisa similar a una camiseta o un suéter fino. A menudo, este punto se usa para polos menos costosos, pero también se puede usar para polos de mayor calidad. Simplemente crea un aspecto diferente, y todo depende de su gusto. En términos de transpirabilidad, un punto de piqué abierto es superior a cualquier punto de Jersey.

 

Características y detalles de la camisa de polo

Cuellos

Cuello suave

La mayoría de las camisas de polo hoy en día vienen con cuellos suaves y acanalados que a menudo se ven descuidados cuando los bordes se curvan, por ello mejor optar por un cuello camisero de la misma tela.

Cuello de camisa

El cuello a medida está hecho con la misma tela que el resto de la camisa pero con entretela para mejorar la estabilidad y el aspecto. Puede encontrarlos con un collar clásico, un cuello recortado y un cuello abotonado. usa el cuello desabrochado.

Con bolsillo vs sin bolsillo

Algunas camisas polo tienen un bolsillo, pero rara vez se usa y si lo hace se deforma, por lo que mejor que no tengan bolsillo.

Ojales

A menudo, los fabricantes intentan escatimar en los ojales y coserlos antes de cortarlos, dejando muchos hilos sueltos. Idealmente, primero se debe cortar un ojal y luego coserlo. Mientras que las camisas italianas de alta gama a menudo tienen ojales cosidos a mano, los polos generalmente solo tienen ojales cosidos a máquina, y eso está bien siempre que se vean bien.

Mangas

La mayoría de los polos tienen mangas cortas, pero a algunos hombres también les gusta usar polos de manga larga. Ambos están bien, pero en términos de construcción, estos dos tipos no difieren.

La construcción de manga más común son las mangas empotradas, pero muchas de las camisas más caras ofrecen mangas ranglan, que brindan un mejor rango de movimiento. Pero eso también depende de la flexibilidad del material de punto utilizado. Idealmente, deberías probarte el polo antes de comprarlo.

Fuente: www.gentlemansgazette.com 

Publicada en

La Etiqueta de la Camisa de Polo (Parte 2)

 

Ya hemos visto cuan versátiles pueden ser los polo shirt, pero hay algunas reglas que deberíamos seguir para que te luzcan bien y no te veas descuidado o desarreglado.

  1. No pongas capas de polos

Una camisa polo debe quedar bien ajustada, por lo que no es posible poner una camiseta u otra polo por debajo de ésta. Las camisas de polo no están hechas para más capas, y las camisetas interiores (de manga larga o corta) nunca deben usarse con una camisa de polo.

  1. Usa los polos ajustados pero no apretados

Si no puedes meter un dedo entre tus bíceps y la manga, es mejor un tamaño más grande y viceversa, si hay mucha holgura o anchura, coge un tamaño más pequeño. Los polos de buena calidad están hechos de materiales ligeros como el algodón, por lo tanto, se ajustan bien al cuerpo sin mostrar demasiado tampoco.

  1. Lleva tu polo a la altura adecuada

Esto significa que, la parte posterior de un polo o su cola no debe extenderse más allá de la mitad de tu trasero. El polo se arrugará y se verá cuando la tenga metido en el pantalón, además habrá más tela de la que se necesita. Evita especialmente, los polos de cola de tenis, es decir, las que tienen un dobladillo trasero más largo con relación a la parte frontal.

  1. No levantes el cuello

Esa tendencia de levantar el cuello ha terminado, y no volverá.

 

  1. No uses logotipos grandes

Los grandes logotipos o los de gran tamaño golpearon fuertemente e inicialmente aparecieron en las camisas de polo Ralph Lauren, entre otras marcas. Lo mejor es evitar estos grandes logotipos, y cuando se trata de polos, es definitivamente mejor tener un pequeño logotipo en el pecho. Mejor los logotipos que son del mismo color del polo  que los logotipos contrastantes. En cualquier caso, los logotipos de gran tamaño son atroces y horteras.

 

  1. No use polos con un blazer

Algunos hombres piensan que lucen bien luciendo una camisa polo con un blazer. No importa en qué situación se encuentre, una chaqueta siempre se verá mejor con una camisa de vestir. Por lo tanto, omita el polo y vaya directamente a la camisa de vestir.

  1. Meter o no meter su polo dentro del pantalón

No hay una regla para esto, el criterio sería más bien, meter el polo o no dependiendo del atuendo y la ocasión. Tal vez, con un par de pantalones cortos de madras, no querrás meterlos, pero con un par de pantalones de seda o chinos, se verá mejor cuando esté metido.

Cómo debe quedar una camisa de polo

Justo pero no apretado

Idealmente, un polo debe ser ajustado con mangas ajustadas que lleguen aproximadamente a la mitad entre el hombro y el codo. Si bien debe ajustarse, tampoco es que quede apretado. Es ajuste ideal es en el que se pueda deslizar un dedo entre la manga y la piel con facilidad. Si hay menos espacio significa que es demasiado apretado, si hay más espacio, es demasiado flojo. El escote, aunque desabrochado, debe llegar hasta el área del pecho.

Ancho de hombro y mangas

Al igual que con una camisa de vestir, la costura del hombro debe quedar sobre el hueso del hombro. Las mangas deben bajar aproximadamente a la mitad de las dos terceras partes de tus bíceps. 

El largo adecuada

Los polos tradicionales son más largos en la parte posterior que en la parte delantera y se ven mejor cuando están metidos. Si está metida, la camisa no debe exceder la mitad de las nalgas en la espalda. Cuando está por fuera, el polo debe quedar justo debajo de la línea de la cintura o cinturón.

Ajuste clásico

Ideal para hombres que no tienen abdominales marcados ni pectorales desarrollados, el ajuste clásico tiene sisas más bajas con mangas que llegan más cerca del codo. Ofrecen un ajuste relajada sobre el torso, con un dobladillo trasero más largo que les permite meterlos en los pantalones largos. 

Fuente: www.gentlemansgazette.com

Publicada en

Polo Shirt o la Camisa de Polo (Parte 1)

¿Te aprecias de tener buen gusto? Pues un polo no debería faltar en tu armario.

Un polo es una de las camisas versátiles,  una prenda básica ideal para el verano y que puede llevarse tanto como vestimenta deportiva como ropa de ocio. Los polos se pueden combinar con muchos artículos de vestuario como los chinos, los pantalones cortos o shorts, con chaquetas o pantalones de telas seersucker y Madras. 

Breve historia

La historia y el origen del polo no es exacto, pero la mayoría cree que fue desarrollada originalmente en la década de 1920 por el tenista René Lacoste, mientras que otros afirman que su origen viene de mediados de 1800 en Manipur, India.

Al parecer, los soldados del ejército británico presenciaron un partido de polo por parte de los locales y la mayoría de ellos vestían camisas de manga larga hechas de algodón grueso con cuellos anchos, pero debido al calor y la incomodidad, comenzaron a colocar botones en el cuello de la camisa para evitar que se agitaran mientras los caballos galopaban. Cuando regresaron a Gran Bretaña, introdujeron el polo en su tierra natal en 1862.

Durante un viaje a Inglaterra en 1896, John E. Brooks, heredero de la mercería estadounidense Brooks Brothers, asistió a un juego de polo y notó los cuellos con botones en las camisetas de los jugadores de polo. Pensando que era una idea brillante, le comentó la idea a su abuelo, y comenzaron a crear una nueva camisa de vestir con un cuello con botones que hoy conocemos como la camisa de vestir con botones.

Cuando llegaron los años 20 , el diseñador y jugador de polo Lewis Lacey desarrolló un polo más liviano y con una imagen bordada de un jugador de polo en el pecho en su tienda en Buenos Aires.

Al darse cuenta de que el polo podría tener múltiples usos, especialmente debido a su cuello resistente al viento, el tenista Rene Lacoste diseñó el polo moderno como lo conocemos hoy en día y se dio cuenta de las ventajas de tener las mangas cortas; idea que obtuvo al enrollarse las mangas almidonadas de su camisa blanca de tenis de manga larga.

También quería una camisa sin botones, como era habitual en las camisetas de tenis de la década de 1920, por lo que se las quitó y se quedó con una camisa de manga corta que se podía poner sobre la cabeza. Adoptó un innovador punto llamado algodón piqué que permitió que la camisa fuera tejida a máquina, lo que la hizo mucho más duradera y liviana, esto hizo que la línea de polos Lacoste se hiciera famosa al instante. Aprovechó su apodo “El cocodrilo”, que obtuvo de su larga nariz y creó el logotipo de cocodrilo Lacoste.

René Lacoste llevó su camisa al Abierto de EE. UU. de 1926, e inmediatamente la camisa se convirtió en un elemento básico en el tenis y la ropa deportiva en todo el mundo.  El mundo del polo se dio cuenta y adoptó las mismas camisetas para usar en su juego. Para rendir homenaje a la idea de Lacoste, optó por nombrarlos polos en lugar de camisetas de tenis. El cuello abotonado ya no existía, y a los jugadores de polo les gustaban las camisas tejidas porque el cuello cómodo pero resistente podía levantarse, permitiéndoles más protección contra las quemaduras solares.

Para 1933, Lacoste comenzó su compañía, y el polo comenzó a venderse rápidamente internacionalmente a atletas y fanáticos de todo el mundo. Buscando nuevas oportunidades, Lacoste comenzó a vender camisas de diferentes colores y diseños, lo que condujo a la tendencia moderna de los polos audaces.  Fue en 1952, cuando el polo se popularizó, cuando se publicó una foto del presidente Dwight Eisenhower con un polo Lacoste en el campo de golf. Inmediatamente, los golfistas de todo Estados Unidos y del mundo comenzaron a usar el polo como parte de su atuendo de golf y los clubes de campo comenzaron a colocarlo en la lista aprobada de ropa de golf apropiada en sus códigos de vestimenta.

Un par de años más tarde, el tenista Fred Perry decidió hacer su propia versión del polo con el mismo diseño pero incorporando un logotipo que estaba cosido en la camisa en lugar de simplemente planchar. La camisa de Perry se hizo popular entre los adolescentes a mediados de la década de 1950 y pronto la camisa polo ya no era sólo una camisa deportiva, sino una camisa de moda para usar fuera del atletismo.

En Nueva York, como el polo era el deporte de la Realeza, Ralph Lauren decidió llamarlo simplemente “Polo“. El emblema del polo apareció por primera vez en trajes de mujer en 1971. Durante gran parte de la década de 1980 y 90, comenzó una guerra entre Lauren y Lacoste . Sin embargo, Ralph Lauren logró vencer a Lacoste y convertirse en la icónica camisa codiciada por los hombres de todo el mundo. A medida que los adolescentes de la década de 1950 crecieron, continuaron vistiendo sus polos como una opción de moda en la vestimenta.

Con el inicio de la industria tecnológica y la adaptación de ropa menos formales en los ambientes de trabajo, los polos comenzaron a usarse como ropa de trabajo estándar. El polo se incluyó en muchos uniformes comerciales y minoristas. Las empresas comenzaron a usarlas como un uniforme regulado para su personal con logotipos marcados en las mangas, el pecho, el cuello y la parte posterior de las camisas.

Publicada en

La Etiqueta del Boxers, Briefs, Boxer Briefs o Trunks ¿Llevas tu calzoncillo según tu tipo de cuerpo?

Los calzoncillos o los interiores, como le llamamos en muchos países hispanoamericanos, son la ropa interior que llevamos los hombres, y que se utilizan para proteger la zona genital del roce continuo con la ropa exterior, que por lo general es más áspera.

Por lo general, cubren desde la cintura hasta el nacimiento de los muslos. Las principales funciones de la ropa interior son:

  1. Absorber los fluidos y sudor natural de la entrepierna.
  2. Mantener los pantalones secos desde la parte de adentro.
  3. Proveer soporte a los genitales, manteniéndoles cómodos durante el día.
  4. Reduce considerablemente el roce entre los genitales y la ropa.
  5. Ayuda a regular la temperatura de la parte inferior del cuerpo.

Partiendo de estas características, es normal pensar que debemos prestar mucha atención a nuestra ropa interior, y sobre todo a su calidad y durabilidad.

Pero, hoy en día, no sólo debemos considerar calidad y durabilidad. La ropa interior es más que una prenda que nos ponemos. El tipo de interior o calzoncillo que lleves impacta tu autoestima, tu seguridad, tu rendimiento en el trabajo y hacerte más atractivo a tu pareja.

BOXER

Puede ser llevado por hombres atléticos, ovalados y fit. Los boxers tipo short, fueron diseñados para que los boxeadores tuvieran mayor comodidad y libertad en el movimiento al momento de pelear. Por lo general estos deportistas tienen piernas más gruesas o musculosas que el promedio de hombres, por lo que una prenda más holgada es lo ideal. Los clásicos boxer no tienen liga o goma en la pierna, tampoco están hechos de telas elásticas, por lo que para muchos hombres es algo incómodo y cuenta con una abertura sobre la bragueta para el momento de orinar. No se recomienda su uso para hombres con piernas muy delgadas.

BRIEFS

Ideal para hombres delgados, fit y musculosos. También se les llaman los “tighty-whities“, porque se ajustan o están más pegados al cuerpo y originalmente eran solamente blancos. Vienen con una liga o goma elástica en la cintura y unas 5 pulgadas de tela que cubre las partes íntimas.

Este tipo de interior y su patrón o corte hace una “Y” griega en la entrepierna, que permite soportar mejor la zona genital, especialmente los testículos y por su diseño aumenta el tamaño de esa zona.

 

BOXER BRIEFS O BOXER SLIP

Es el interior más versátil. Se ajustan a todos los cuerpos masculinos, trapecio, trapecio invertido, rectangular, ovalado, triángulo, y triángulo invertido, porque son hechos de “Lycra” o elástina que los hace muy flexibles aunque tengan la forma de un boxer tradicional.  Este interior tiene más tela y cubre desde la cintura hasta una parte del muslo y tiene suficiente tela también en la parte genital por lo que no estrangula los testículos. Nada se nota apretado, o demasiado suelto o marcar mucho el “paquete”.

TRUNKS

Es un tipo de boxer briefs, ideal para los cuerpos delgados, fit, musculosos o de cintura ancha. Se parece a un traje de baño o bañador, tienen una liga o goma muy delgada, son muy elásticos y duran mucho. Son más pequeños que un boxer y se ajustan más quedan mejor en hombres de caderas anchas.

Según tu tipo de cuerpo, he aquí una excelente infografía de Real Man Real Style.

Publicada en

Smart Casual vs Casual Informal vs Business Casual

¿Alguna vez al recibir una tarjeta de invitación has entrado en dudas al ver la etiqueta requerida? pero ¿qué es eso que no entiendo?

Es muy normal, y no es cuestión de moda, que al recibir una invitación para ciertos actos, y más si son formales, en la invitación esté escrito el tipo de traje que debe llevar un caballero. Y sólo menciono caballero porque, aunque suene machista, en las invitaciones formales, es el hombre quien marca la etiqueta de la mujer. Sin embargo, es algunas invitaciones los anfitriones tienen la deferencia de indicar el traje femenino.

Lo que si está de moda es que los códigos de etiqueta estén en inglés, es decir, Casual Informal, Business Casual o Smart Casual. Por lo general, en muchos países, esta terminología se simplifica en formal, semiformal o informal.

Según la etiqueta social los códigos de vestimenta se clasifican considerando los actos, es decir, que son los actos los que determinan cómo debemos vestirnos. Así que es determinante saber si el acto es: por la mañana, en la tarde o por la noche, es decir (hora del acto), si es informal, semiformal o formal (el grado de formalidad del mismo), la estación del año, invierno, primavera, verano u otoño, si es en la playa, la montaña, la ciudad, el país o región, y si es un desayuno de negocios, rueda de prensa, networking, afterwork, etc, es decir el tipo de evento.

Casual 

Es el tipo de atuendo que llevamos en el trabajo, en eventos informales, en el día a día, en situaciones de poca formalidad, como con amigos o familiares, y por lo general se llevan vaqueros, camisas de algodón o lino y zapatillas. Es como te vistes los fines de semana o en vacaciones.

Business casual

Es un look profesional pero menos formal que un traje con corbata. Hoy en día a es el tipo de atuendo que se está llevando  en muchas empresas y se basa en la comodidad sin perder las formalidad y sobre todo la imagen profesional y de la empresa.

Los hombres pueden llevar: un blazer o chaqueta de lana, una camisa de vestir con cuello y de manga larga (nunca se enseñan los antebrazos), una camiseta tipo Polo en un solo color, unos pantalones de vestir de lana o tipo chino, zapatos mocasines de piel, un cinturón de piel y un reloj de correa metálica.

Las mujeres pueden llevar: blusas o camisas de manga larga, ¾ o manga corta (nunca tirantes); vestidos o faldas a la rodilla, preferiblemente sin estampados (nunca más cortas); pantalones de traje de lana o algodón; blazer o chaqueta de manga larga o mangas ¾, de un solo color; zapatos cerrados o o sandalias semi-abiertas; botas (sólo en otoño- invierno y únicamente con pantalón); accesorios discretos (máximo 3) y pañuelos o foulards

Smart casual o Casual Friday

Se podría decir que es un look informal elegante, es decir, ir arreglado sin la necesidad de llevar un traje. Con este estilo puedes ir a trabajar los viernes, asistir a una fiesta de cumpleaños, para una cena en un restaurante de lujo o incluso un evento de empresa para empleados como la cena de navidad.

Los hombres pueden llevar: una chaqueta o blazer de algodón; jersey o cárdigan en sustitución de la chaqueta; una camisa de manga larga sin corbata; una camiseta tipo Polo de un solo color; pantalones de corte Slim de algodón; traje sin corbata; pantalones vaqueros, preferiblemente azul marino; calcetines de colores y/o con estampados; mocasines y cinturón de piel o de tela.

Las mujeres pueden vestir camisas de manga larga o tops de manga corta; jersey con cuello cisne; traje sastre de falda o pantalón; pantalones de algodón o tweed, de color oscuro; pantalones vaqueros en tonos oscuros; pantalones capri; vestido liso con chaqueta blazer; falda lápiz a la rodilla; zapato de cuña o zapato plano y joyería o bisutería (conjuntos discretos).

Semi-Formal o Business

Se trata del clásico traje de chaqueta con corbata y zapatos de cordones con camisa de doble puño o francés, y pañuelo. Es el típico traje de los ejecutivos de bancos, seguros, consultores, abogados, etc. 

Black Tie, Tuxedo, Dinner Jacket o Smoking

Es el traje que se lleva en los eventos de alta gala. El black tie se lleva en eventos nocturnos como entregas de premios Goya, Oscar, Nobel y cócteles u otros eventos sociales. Se lleva en lugares cerrados y su equivalente femenino es el vestido largo. 

Este traje lleva una camisa de doble puño o puño francés, en consecuencia gemelos, yuntas o mancuernillas y cuello diplomático o ópera wing. También chaleco, pajarita, pañuelo de lino blanco. La chaqueta por lo general lleva una solapa de seda. Zapatos negros de charol o patente de cordones o trenzas y fajín. Es común, llevar una chaqueta blanca especialmente en Estados Unidos y Latinoamérica. 

White Tie, Frac, Full Evening Dress, Dress Suit.

Diferentes nombres pero estamos hablando siempre del mismo traje. Es el traje más formal de la vestimenta occidental.  Este traje consiste en una chaqueta de cola, una camisa de doble puño y de cuello diplomático, un chaleco, pajarita, pantalones negros con una cinta de seda a sus costados, zapatos negros. Es un traje que puede llevar insignias, medallas y condecoraciones, también sombrero de copa alta, guantes blancos, bufanda, reloj de bolsillo, y un boutonniere. Las mujeres pueden llevan un vestido largo, joyas como tiaras, un pequeño bolso y guantes

Vale destacar que los Embajadores al presentar las Cartas Credenciales ante el Rey de España, deben llevar este traje. Se trata de una excepción porque este traje se lleva de noche y las Cartas Credenciales se presentan en horas de la mañana. 

 

Fuente infográfica: Real Man Real Style (Antonio Centeno) y Gentleman´s Gazette (Sven Raphael Schneider).

Publicada en

Las Chaquetas de Hombres

americanas-blazer-saco-hombres-marck-and-markus

¿Existe alguna diferencia entre la chaqueta deportiva, el blazer y el saco o chaqueta de traje?

Chaqueta Deportiva

Podríamos empezar diciendo que hay tres tipos de chaquetas deportivas. Por lo general, todas son botonadura sencilla, que varía de uno, dos o tres botones.

La solapa deportiva, los bolsillos pueden tener tapa o solapilla o en forma de parche. Los materiales son muy diversos: tweed, seersucker, pana, pelo de camello, windowpane, lana, cashemere, etc.

El Famoso Blazer

En cuanto al blazer. Primero hay que decir es que, el blazer no es americana, porque aun persiste un poco de confusión con esta prenda. Tiene su origen en la marina y el deporte. Lleva bolsillos de parche y botones metálicos o nacarados. Es muy utilizada en colegios como parte de su uniforme, especialmente en los colegios ingleses. Por lo general, es azul, puede ser cruzado o sencillo, e inclusive podría ser listada, aunque es más común verla de color azul marino.

La Chaqueta de Traje

Puede ser de corte sencillo o cruzado. De uno, dos y tres botones. Solapa tipo “Notched” o de chal. Los materiales: lana, lino, gabardina, cashmere, seda, etc. Para el caballero perfecto, los colores básicos son el midnight blue, gris y negro.

Publicada en

Redifición de la MA-1

las chaquetas de aviador bomber

La tradicional chaqueta bomber también llamada la MA-1

Tuvo su origen durante las Guerra de Korea (1951 – 1953) y de Vietnam (1955 y 1959). Sin embargo, fue popularizada en Inglaterra a finales de los 60, glorificada por los skinheads y los punks. Inicialmente, esta prenda era de nylon verde militar con un particular fondo naranja internacional reversible y era netamente masculina.

Sin embargo, esta indumentaria militar al pasar a la calle evoluciona y es en los 80’s cuando se reinventa, y ya no es solamente masculina sino que pasa al guardarropa femenino.

La clásica bomber MA-1, reinterpretada ahora lleva flores, estampados, que van desde tejidos lujosos como la seda terminando con el popular denim.

The traditional bomber jacket is also called the MA-1, and it was wore during the Korean War (1951-1953) and Vietnam (1955 and 1959). However, it was popularized in England in the late 60’s, glorified by skinheads and punks. Initially, this garment was military green nylon with a particular reversible orange background and was clearly  for men. However, this military garment was moved to the street, evolves and is in the 80’s when it is reinvented itself. This clothe is no longer just for men but passes to the female wardrobe. The classic MA-1 bomber, reinterpreted now shows flowers, prints, ranging from luxurious fabrics like silk ending with the popular denim.