Publicada en

El Lenguaje de las Piernas

Posición de las piernas

Las piernas juegan un papel muy interesante en el lenguaje corporal. Al estar más alejadas del sistema nervioso central (el cerebro), nuestra mente racional tiene menos control sobre ellas y les permite expresar sentimientos internos con mayor libertad.

Cuanto más lejos del cerebro esté una parte del cuerpo, menor control tienes sobre lo que está haciendo.

lenguaje corporal piernas

En general el ser humano está programado para acercarse a lo que quiere y alejarse de lo que no desea. La forma como alguien sitúa sus piernas puede darte algunas de las pistas más valiosas sobre la comunicación no verbal ya que te estará señalando hacia donde quiere realmente ir.

El pie adelantado: el pie más avanzado casi siempre apunta hacia donde querrías ir. En una situación social con varias personas también apunta hacia la persona que consideras más interesante o atractiva. Si quieres que alguien de forma emocional sienta que le estás dando toda tu atención, asegúrate de que tus pies están encarados hacia él. De la misma manera, cuando tu interlocutor apunta con sus pies hacia la puerta en lugar de hacia ti es una señal bastante evidente de que quiere terminar la conversación.

Piernas cruzadas: es una actitud defensiva y cerrada que protege los genitales. En el contexto del cortejo, puede comunicar rechazo sexual por parte de la mujer hacia el hombre. En una situación social, que haya una persona sentada con brazos y piernas cruzados probablemente signifique que se ha retirado de la conversación. 

Sentado con una pierna elevada apoyada en la otra: típicamente masculina, revela una actitud competitiva o preparada para discutir; sería la versión sentada de exhibición de la entrepierna.

Piernas muy separadas: otro gesto básicamente masculino que quiere transmitir dominancia y territorialidad.

Sentada con las piernas enroscadas: en las mujeres, habitualmente significa cierta timidez e introversión.

Sentada con una pierna encima de la otra en paralelo: varios autores reconocen que en las mujeres puede interpretarse como cortejo al intentar llamar la atención hacia las piernas, puesto que en esta postura quedan más presionadas y ofrecen un aspecto más juvenil y sensual.

Publicada en

Gastrodiplomacia de Estado, de Empresa y en tu Casa

Gastrodiplomacia

Charles Maurice de Talleyrand, diplomático francés durante Napoleón afirmó:

“Tráeme buenos chefs y te conseguiré buenos tratados” y

Hillary Clinton: “la comida es la más antigua herramienta diplomática”.

Para los que creen que la diplomacia y el protocolo no tienen nada que ver con la gastronomía, el mismo Príncipe Alberto de Mónaco muy hábilmente afirma lo siguiente:

“Creo que la gastronomía desempeña un papel importante en política, ya que crea una situación política para el diálogo y el intercambio, y pienso que para la persona que recibe es importante crear una atmósfera con manjares de gran calidad y también vinos de gran calidad…cuando la gente comparte cosas buenas en una mesa las conversaciones se hacen mucho más fáciles y los intercambios son mucho más fluidos”. 

Es evidente que, la comida, desde los griegos, romanos y egipcios, pasando por el influyente Napoleón, constituye y contribuye al entendimiento y refuerza las relaciones entre los gobernantes. En la antigua Grecia ya Aristóteles argumentaba la importancia de las comidas colectivas con el fin de establecer un vínculo de solidaridad similar al de una familia… algo que cobraba especial importancia entre embajadores de ciudades rivales.

Gastrodiplomacia vs Diplomacia cultural

Gastrodiplomacia, es un tipo de Diplomacia Cultural, cuya premisa es ganar adeptos y corazones a través del estómago, y cuyo concepto de confunde muchas veces con el de Diplomacia Culinaria, que es el uso de la cocina y la comida como instrumentos para crear entendimientos interculturales, con la idea de mejorar la interacción y la cooperación entre los países.

Según los expertos, ambos conceptos se parecen, pero no son iguales. Sam Chapple-Sokol, define la diplomacia culinaria como el uso de la comida para crear entendimiento intercultural con el fin de mejorar las interacciones y la cooperación internacional, mientras que la gastrodiplomacia busca ejercer la influencia en Gobiernos extranjeros de manera indirecta, empleando la comida como medio para introducirse en sociedades foráneas y generar en ellas un mayor entendimiento de la cultura y gastronomía nacionales y, por ende, del país en su conjunto.

Por tanto, en la gastrodiplomacia los Gobiernos utilizan la comida como una manifestación cultural tangible fuera de las fronteras nacionales para promover su familiarización e intentar ganar adeptos en el exterior, lo cual ayuda a su vez, crear la MARCA PAIS.

Además, los países buscan al mismo tiempo incrementar su poder blando o soft power. ¿Qué es eso del poder blando? Es la habilidad para conseguir persuadir e incidir en la acción de otros países sin recurrir al uso de la fuerza, la coacción o favores económicos.

El concepto de gastrodiplomacia, ha venido popularizándose desde el año 2000, y no debemos olvidar que el mundo de las relaciones internacionales está cargado de significados, y la comida no escapa a ello.

Ya lo utilizó el presidente Franklin D. Roosevelt, cuando el Rey Jorge VI y la Reina Isabel le hicieron una visita oficial en 1939. En esa oportunidad el menú consistía en: una ensalada de queso helado con berros, sopa de cabeza de ternera y tortuga con palitos de pan de maíz y hasta perros calientes.

El menú no parece muy sorprendente y mucho menos delicioso, pero fueron unos muy buenos intentos de utilizar la comida como herramienta diplomática. Dice la prensa americana del aquel momento, que los reyes degustaron muy complacidos los perros calientes americanos y hasta repitieron. Toda esta experiencia fue la base para que los EE.UU utilizase, desde entonces, la gastrodiplomacia.

Fue a partir del mandato de Eisenhower cuando las comidas diplomáticas americanas se volvieron más elegantes, pero fueron los Kennedy quien lograron la sofisticación en esta materia y Jackie Kennedy era quien decidía lo que sucedía en la cocina y apostó por la comida francesa.

España no escapó a la gastrodiplomacia. En 1959 Eisenhower visitó oficialmente el país, y no faltó una cena de gala. Una vez que España incursiona en la democracia, y durante el mandato de Adolfo Suarez, el país entró en una frenética oleada de visitas oficiales de dirigentes extranjeros. Inicialmente, se contrataban los servicios de catering del hotel Ritz y del Restaurante Jockey, ya que Moncloa no contaba para entonces, de los servicios del Palacio Real.

Pareciera que estos conceptos son usados y aplicados solamente en el ámbito oficial, pero pueden perfectamente ser aplicados a su ámbito privado y más familiar, porque la comida y sentarse en una mesa es una de las mejores maneras de conciliar encuentros entre familiares, amigos y colegas del trabajo.

Consciente o inconscientemente, en nuestra casa hacemos gastrodiplomacia, y debemos pensar cómo sacar el mejor provecho de estos encuentros.

Úsalo como una herramienta para promover entre tus amistades y colegas, a tu país o región. Cada uno de nosotros al pasar nuestras fronteras, somos embajadores de nuestro país, y dar a probar nuestra gastronomía es un placer de Dioses.

La gastrodiplomacia en el ámbito de las empresas, es una herramienta de promoción de los productos locales, para extranjeros dentro del país o la incursión en otros mercados. Las empresas pueden perfectamente seguir el modelo de la diplomacia oficial y promover a su vez el turismo gastronómico.

Publicada en

La Pajarita, Bow Tie o Papillón

La pajarita es un tipo de corbata utilizada con el vestuario de etiqueta, es decir, smoking y frac. Sin embargo, este complemento de la indumentaria masculina puede ser llevado también con un vestuario más informal, y cuyo material puede ser hasta de lana.

Este complemento masculino tiene diferentes nombres según el país, por lo que es normal conocerla como, corbatín, corbata de moño, lacito, moñita, pajarita, papillón y en inglés como bow tie o butterfly.

Por lo general, este tipo de corbata ya viene armada o pre-tied, es decir, la corbata ya viene con el nudo ya hecho. Estas corbatas se anudan por la parte posterior, o tienen una goma o elástico para adaptar al cuello de la camisa.

Lo mejor y más elegante, y además se nota la diferencia, es llevar una pajarita que no esté hecha previamente, sino aquella que uno mismo arma.

Skinny bow tie o pajarita estrecha

Es la pajarita más estrecha de todas, y tiene unos 4 centímetros de ancha y es mejor si se lleva con chaquetas de solapas pequeñas y luce bien en personas delgadas. Es una pajarita que se llevaba mucho en los años 60.

Thin bow tie o Pajarita delgada

Es una pajarita estrecha, pero uno o dos centímetros más ancha la skinny tie y se utiliza en vestuarios de etiqueta menos clásicos.

Normal bow tie o pajarita estándar

Es una pajarita de corte clásico que tiene unos seis a siete centímetros de ancha. Es una de las más utilizadas y se adapta mejor a cuerpos delgados o un poco más corpulentos.

Butterfly bow tie o pajarita mariposa

Es un modelo más ancho de pajarita y no es un modelo que le vaya a todo el mundo por sus dimensiones ya que puede llegar a medir hasta nueve centímetros de ancha. Se recomienda para cuerpos algo corpulentos y con chaquetas de solapas amplias también.

Diamond bow tie o pajarita diamante

Es una pajarita que tiene sus extremos en forma de diamante o pico y por ello lleva su nombre y suele tener unos seis o siete centímetros de ancha.

Self-tie bow tie o pajarita predefinida

Es una corbata de lazo con una forma predefinida. Es decir, tiene un patrón de corte con una forma determinada y su tamaño puede ser variable.

Publicada en

Protocolo en el Ascensor

El ascensor, es  un medio de transporte que utilizamos en casa, en la oficina, cuando vamos al supermercado, en grandes almacenes, etc. El ascensor como todo espacio público tiene unas reglas no escritas que debemos cumplir, es decir, unas reglas de cortesía que muchas personas ignoran.

La cortesía se inicia al llamar al ascensor. Lo correcto es marcar un solo botón o para subir o para bajar, por lo que no es necesario apretar los dos y mucho menos, cuando hay varios ascensores, presionar los botones de todos ellos para ver cuál baja antes.

Dejar salir es entrar más rápido, es decir, antes de entrar hay que dejar salir, y por supuesto hay que entrar por orden de llegada, nada de “colearse”. Muchas veces es bueno seguir las reglas del metro, o sea, mejor entrar por el lado derecho para dejar el izquierdo para que salga las personas que están dentro del ascensor.

Muchas veces el ascensor esta lleno. En ese caso debemos esperar al siguiente por razones seguridad, ya que podríamos sobre pasar el peso limite, o por simple incomodidad. No es necesario estar apretados en el ascensor sintiendo en olor o el aliento de los demás. No expulses gases ni eructes, si lo haces pide disculpas de inmediato.

No olvidemos saludar al entrar. Unos buenos días, buenas tardes, buenas noches es lo mínimo que se puede decir al entrar en un lugar tan pequeño. No es válido no darlos cuando creemos que la otra persona no va a responder. No importa, saluda al entrar y si no contestan no pasa nada.

Tampoco olvidemos que al salir debemos despedirnos. Un hasta luego, buen día, hasta pronto es suficiente.

También es cortes preguntar al piso o planta a la que van otras personas, y claro nosotros seleccionamos nuestro piso.

Es también prudente estar cerca de la puerta si se va a bajar antes que otras personas o el caso contrario ubicarse en el fondo del ascensor si se va a plantas más altas.

Si vemos a alguien en la distancia que desea entrar al ascensor, cortes es esperarle y no cerrarle las puertas en la cara.

Una vez dentro y medianamente acomodados, todos debemos dar el frente a la puerta, uno al lado del otro manteniendo cierta distancia.

Los tropiezos, el roce o contacto físico es inevitable muchas veces, por lo que basta con un perdón o disculpas a la persona que sin intención se le ha molestado.

Al recibir una llamada por el móvil, mejor no contestar. A las personas que en ese momento están a su alrededor, no les interesa saber sus temas de conversación.

Si venimos de la calle, y llevamos gafas de sol o lentes, al entrar en cualquier recinto debemos quitárnoslas, y el ascensor no es la excepción.

Si vas acompañado y estás hablando, al entrar es prudente detener la conversación o simplemente bajar la voz. Hay que hablar con moderación.

Si vas a un primer piso o planta y puedes caminar, mejor sube por las escaleras. Además de ejercitarte está muy mal visto que marques un piso o que utilices el ascensor por tan solo una planta.

Cuidado con las mochilas o los bultos muy voluminosos. Colócalos de una forma que no moleste a las personas que están cerca de ti.

Los ascensores, en general, son un lugar bastante reducido y de ahí el espejo: para hacer que parezcan más grandes de lo que son.  Hay muchas personas que sufren de claustrofobia y al haber espejos el espacio parece más amplio.

También los espejos son prácticos. Es un lugar en el que estamos antes de llegar a una oficina, a una reunión y podemos notar una mancha de café, o eventuales despeinados. Claro esto con moderación tampoco el espejo de un ascensor es el baño de tu casa donde puedes moverte a tus anchas.

El espejo entretiene y distrae. El espejo hace que en muchas ocasiones evitemos miradas o conversaciones incómodas con desconocidos. Además, al vernos en él nos distrae durante el tiempo que tarda el ascensor en subir o bajar, por lo que el viaje se nos hace más corto de lo que en realidad es.

También se ha convertido en un elemento de seguridad, porque el espejo hace que haya una cierta disuasión a la hora de que se cometan actos vandálicos. El contar con un espejo hace que las personas tengan una cierta sensación de sentirse observadas y se “corten” mucho más a la hora de dañar el ascensor o cualquier elemento que forme parte de él.

Finalmente, evite los actos obscenos, ya muchos ascensores tienen cámaras de seguridad. 

Publicada en

Smart Casual vs Casual Informal vs Business Casual

¿Alguna vez al recibir una tarjeta de invitación has entrado en dudas al ver la etiqueta requerida? pero ¿qué es eso que no entiendo?

Es muy normal, y no es cuestión de moda, que al recibir una invitación para ciertos actos, y más si son formales, en la invitación esté escrito el tipo de traje que debe llevar un caballero. Y sólo menciono caballero porque, aunque suene machista, en las invitaciones formales, es el hombre quien marca la etiqueta de la mujer. Sin embargo, es algunas invitaciones los anfitriones tienen la deferencia de indicar el traje femenino.

Lo que si está de moda es que los códigos de etiqueta estén en inglés, es decir, Casual Informal, Business Casual o Smart Casual. Por lo general, en muchos países, esta terminología se simplifica en formal, semiformal o informal.

Según la etiqueta social los códigos de vestimenta se clasifican considerando los actos, es decir, que son los actos los que determinan cómo debemos vestirnos. Así que es determinante saber si el acto es: por la mañana, en la tarde o por la noche, es decir (hora del acto), si es informal, semiformal o formal (el grado de formalidad del mismo), la estación del año, invierno, primavera, verano u otoño, si es en la playa, la montaña, la ciudad, el país o región, y si es un desayuno de negocios, rueda de prensa, networking, afterwork, etc, es decir el tipo de evento.

Casual 

Es el tipo de atuendo que llevamos en el trabajo, en eventos informales, en el día a día, en situaciones de poca formalidad, como con amigos o familiares, y por lo general se llevan vaqueros, camisas de algodón o lino y zapatillas. Es como te vistes los fines de semana o en vacaciones.

Business casual

Es un look profesional pero menos formal que un traje con corbata. Hoy en día a es el tipo de atuendo que se está llevando  en muchas empresas y se basa en la comodidad sin perder las formalidad y sobre todo la imagen profesional y de la empresa.

Los hombres pueden llevar: un blazer o chaqueta de lana, una camisa de vestir con cuello y de manga larga (nunca se enseñan los antebrazos), una camiseta tipo Polo en un solo color, unos pantalones de vestir de lana o tipo chino, zapatos mocasines de piel, un cinturón de piel y un reloj de correa metálica.

Las mujeres pueden llevar: blusas o camisas de manga larga, ¾ o manga corta (nunca tirantes); vestidos o faldas a la rodilla, preferiblemente sin estampados (nunca más cortas); pantalones de traje de lana o algodón; blazer o chaqueta de manga larga o mangas ¾, de un solo color; zapatos cerrados o o sandalias semi-abiertas; botas (sólo en otoño- invierno y únicamente con pantalón); accesorios discretos (máximo 3) y pañuelos o foulards

Smart casual o Casual Friday

Se podría decir que es un look informal elegante, es decir, ir arreglado sin la necesidad de llevar un traje. Con este estilo puedes ir a trabajar los viernes, asistir a una fiesta de cumpleaños, para una cena en un restaurante de lujo o incluso un evento de empresa para empleados como la cena de navidad.

Los hombres pueden llevar: una chaqueta o blazer de algodón; jersey o cárdigan en sustitución de la chaqueta; una camisa de manga larga sin corbata; una camiseta tipo Polo de un solo color; pantalones de corte Slim de algodón; traje sin corbata; pantalones vaqueros, preferiblemente azul marino; calcetines de colores y/o con estampados; mocasines y cinturón de piel o de tela.

Las mujeres pueden vestir camisas de manga larga o tops de manga corta; jersey con cuello cisne; traje sastre de falda o pantalón; pantalones de algodón o tweed, de color oscuro; pantalones vaqueros en tonos oscuros; pantalones capri; vestido liso con chaqueta blazer; falda lápiz a la rodilla; zapato de cuña o zapato plano y joyería o bisutería (conjuntos discretos).

Semi-Formal o Business

Se trata del clásico traje de chaqueta con corbata y zapatos de cordones con camisa de doble puño o francés, y pañuelo. Es el típico traje de los ejecutivos de bancos, seguros, consultores, abogados, etc. 

Black Tie, Tuxedo, Dinner Jacket o Smoking

Es el traje que se lleva en los eventos de alta gala. El black tie se lleva en eventos nocturnos como entregas de premios Goya, Oscar, Nobel y cócteles u otros eventos sociales. Se lleva en lugares cerrados y su equivalente femenino es el vestido largo. 

Este traje lleva una camisa de doble puño o puño francés, en consecuencia gemelos, yuntas o mancuernillas y cuello diplomático o ópera wing. También chaleco, pajarita, pañuelo de lino blanco. La chaqueta por lo general lleva una solapa de seda. Zapatos negros de charol o patente de cordones o trenzas y fajín. Es común, llevar una chaqueta blanca especialmente en Estados Unidos y Latinoamérica. 

White Tie, Frac, Full Evening Dress, Dress Suit.

Diferentes nombres pero estamos hablando siempre del mismo traje. Es el traje más formal de la vestimenta occidental.  Este traje consiste en una chaqueta de cola, una camisa de doble puño y de cuello diplomático, un chaleco, pajarita, pantalones negros con una cinta de seda a sus costados, zapatos negros. Es un traje que puede llevar insignias, medallas y condecoraciones, también sombrero de copa alta, guantes blancos, bufanda, reloj de bolsillo, y un boutonniere. Las mujeres pueden llevan un vestido largo, joyas como tiaras, un pequeño bolso y guantes

Vale destacar que los Embajadores al presentar las Cartas Credenciales ante el Rey de España, deben llevar este traje. Se trata de una excepción porque este traje se lleva de noche y las Cartas Credenciales se presentan en horas de la mañana. 

 

Fuente infográfica: Real Man Real Style (Antonio Centeno) y Gentleman´s Gazette (Sven Raphael Schneider).

Publicada en

El Teléfono Móvil o Celular en la Calle

Cuando hablamos por el teléfono móvil, aunque la otra persona con la que hablamos no nos vea, mantenemos un sin número de gestos y movimientos corporales-gestuales-faciales, tanto conscientes como inconscientes.

Es verdad, que la otra persona no nos ve, pero las personas que tenemos alrededor si que nos ven, por lo que es mejor prestar atención a lo que hacemos. Cuando utilizamos el teléfono móvil por la calle solemos perder la noción el entorno, del tiempo y del espacio. Nos concentramos tanto que es muy factible tropezar, de cruzar la calle sin ver el coche que pasa o pasarnos un semáforo en rojo, peor aún si caemos en un hueco o nos llevamos a la gente por delante.

Es por esta razón, que sobre todo al conducir un coche, no debemos contestar la llamada, al menos que sea en manos libres. Es por la falta de concentración que es mejor, muchas veces, aparcar momentáneamente y hablar con calma y sin agobios.

Cuando hablamos por el teléfono móvil o celular nos comunicamos con gestos con nuestro entorno, hacemos muchos gestos iguales como cuando tenemos a otra persona al frente. No solo hacemos gestos, también nos movemos, caminamos, solemos hacer pequeños círculos, un vaivén de adelante atrás y viceversa, y si es posible nos apartamos para poder hablar.

Los niveles de concentración con la llamada son tan altos, que además de los gestos que haríamos de forma habitual delante de otras personas, hay gestos que solo hacemos en privado, como rascarnos la cabeza, meternos el dedo en la nariz, en la oreja o en la boca, sacamos la lengua, gestos por demás, poco educados o elegantes, que hacemos porque nadie nos ve.

Así que, al menos que estemos solos, es mejor prestar atención a nuestro lenguaje corporal, gestual y facial al hablar por el móvil.

Publicada en

El Patiquín Venezolano vs el Dandy Inglés

¿Qué tiene que ver el patiquín venezolano con un dandy inglés?

Hace poco hablaba con una amiga y ella me dijo que yo parecía un patiquín, muy perfumadito, muy arregladito y estaba en lo cierto. De acuerdo con el Diccionario de Venezolanismos, es un joven de la ciudad, presumido en el vestir y en los modales; este término estuvo muy de moda en los años 50, es decir en la Caracas de antaño.

El origen de dicho término no está muy claro; aunque su primera aparición pública se remonta a El Cojo Ilustrado de finales del siglo XIX, (Caracas) (13): 202, 1 de julio de 1892.

Al parecer, la palabra patiquín proviene del italiano partiquino, que  significa actor de baja escala”. En el caso venezolano la palabra evolucionó a un joven que le da mucha importancia a su apariencia física y a su refinado lenguaje. Si quisiéramos encontrar un equivalente en ingles del término, podría ser dandy o un metrosexual.

el-patiquin-caraqueño-marck-and-markus

Según la descripción del Cojo Ilustrado a un patiquín se le distingue… a leguas por el talante, sombrero con el ala izquierda apuntada, sosteniendo una hermosa pluma, chaqueta azul con botones amarillos, pantalón metido por dentro de las botas, remedando las jacobinas, con cigarros, cepillos, peines

Con este adjetivo se definía al caballero que se vestía bien o con ropa elegante, educados, galantes y de cierta manera bohemios. También tiene la connotación de personas petulantes, presumidas en su vestir y modales. 

Así mismo, lo hace ver el famoso escritor venezolano Romulo Gallegos en su obra, Doña Barbara la Devoradora de Hombres, con su personaje Santos Luzardo:

“…Santos es un hombre de ciudad, educado en leyes, que llega de visita a Altamira…Entre el abogado patiquín y señorito, como le llaman al principio sus peones, desconfiados de la finura de Santos, y la salvaje doña Bárbara, se entabla una lucha sin cuartel…”
Publicada en

¿Cómo hacer una maleta?

Hacer una maleta puede ser un quebradero de cabeza. He aquí algunos tips de como hacerla.

Hacer rulos o cilindros con la ropa menos delicada o interior.

Estirar los pantalones desde la parte interior de la maleta hacia afuera.

Se vuelve a rellenar la maleta con mas cilindros de ropa.

 

Colocar por capas las prendas que pueden ser mas delicadas.

Plegar todo el contenido hacia adentro como si se tratase de un paquete.

Aprovechar todos los huecos, para colocar calcetines, medias, cables, cinturones, zapatos. También se pueden meter los calcetines en los zapatos, así como los cables, o la misma ropa interior.

Por ultimo, no lleve ropa si acaso, eso hará que lleve cosas innecesarias.

Fuente: Protocolo.org

Publicada en

Protocolo en las Comidas de Negocios

La imagen personal trasciende en el mundo de los negocios y durante las comidas también.

Di tu nombre completo

En una situación de negocios debes usar tu nombre completo, así como escuchar el de las personas a las que te están presentando. Si tu nombre es muy largo o difícil de pronunciar puedes acortarlo.

Levántate cuando te presenten a alguien

Debes pararte o levantarte y a establecer tu presencia, es más fácil que los demás te ignoren si te mantienes sentado. Si no puedes levantarte, al menos haz una inclinación que refleje tu intención de hacerlo.

Di gracias una o dos veces en una conversación

De no ser así, podrías disolver el impacto del agradecimiento y darte una percepción de necesitado.

Envía notas de agradecimiento individuales

Cuando alguien te haga un favor debes entregar una nota de agradecimiento en menos de 24 horas y hacerlo de manera individual para todos los involucrados. Puedes usar el e-mail para asegurarte de que lleguen a tiempo.

Nunca muevas una silla

No debes mover la silla a otra persona independientemente del sexo. En ambientes de negocios, debes limitar la caballerosidad. No hay distinción de sexo en los ámbitos laborales.

No cruces las piernas

Hacer esto puede hacer desviar la atención, ya seas hombre o mujer, además es nocivo para la circulación.

Apunta con la mano completa

Si tienes que apuntar algo con tu mano, hazlo con la palma abierta y los dedos juntos. Evita usar un solo dedo ya que puede parecer un gesto agresivo.

Parte el pan con las manos

No uses el cuchillo y mucho menos muerdas y dejes un trozo.

No remuevas tus platos

No eres el mesero o camarero. Deja que ellos lo hagan.

Nunca pidas comida para llevar

Cuando se acude a una cita de negocios debes recordar que estas allí por motivos profesionales y no por las sobras.

Balancea las opciones de comida con las de tu invitado

Esto significa que si la otra persona pide una entrada y un plato fuerte, es recomendable que tu también lo hagas.

Antes de elegir un restaurante asegúrate que la otra persona no tiene alguna restricción dietética o religiosa

Si tu invitado es vegetariano, no elijas restaurantes de carnes. Y si es musulmán, no son buenos los lugares donde se venda cerdo.

Conoce donde se ponen los platos y los cubiertos

La ensalada y el pan se colocan al lado izquierdo. Las copas al lado derecho. El tenedor a la izquierda. La cuchara y el cuchillo a la derecha.

El anfitrión paga la cuenta

El que invita paga la cuenta, sin importar el sexo. Evita discusiones por la cuenta, si el invitado insiste en pagar, déjalo que la pague.

Fuente: intrepreneur.com