Publicada en

¿Sabes cuál es el cuello de camisa que mejor te queda?

Además, del color, las rayas, y los cuadros, de una camisa también debemos dar mucha importancia a los cortes, los acabados y el tipo de cuello ya que son elementos determinantes a la hora de que una camisa te quede o te siente mejor o peor.

El cuello es un elemento importante al momento de la elección de una buena camisa. Existe un cuello de camisa para cada tipo de persona rostro y cuello, pudiendo llegar a realzar o no tu look. La cuestión, no es asunto de la moda, porque actualmente, y en especial en España, el cuello tipo italiano y su variante el CutAway, están super de moda, pero eso no significa que van para todos los rostros y todos los cuellos de los caballeros.

Pero antes de ver los múltiples tipos de cuellos, es bueno prestar un poquito de atención a la estructura de un cuello, para que podamos entender lo que es un cuello alto o bajo, ancho o delgado, puntas, etc.

Los aspectos que componen la estructura de un cuello son: el nivel de dureza, altura, tamaño y extensión.  La dureza, está determinada por el grosor de las telas superpuestas y el pegamento para formar el cuello. La altura del cuello, es como sienta un cuello de camisa en tu cuello, es decir, la medida que va desde el pliegue hasta la punta. Los cuellos altos son más formales y agresivos y comunican liderazgo, los cuales son ideales para los jefes. Un cuello alto es más típico del estilo italiano e incluso puede requerir dos botones para sostener la altura adicional.

El tamaño, se refiere al cuello como un todo. Hay cuellos pequeños y minimalistas (inconformistas) y otros bastante grandes (agresivos). Entonces, mejor un tamaño moderado especialmente para los negocios. Pero es la cara la que va a dar el veredicto final. Si tienes una cabeza grande o una cara redonda, un cuello más grande es más adecuado para equilibrar tu apariencia. Usar un cuello pequeño hará que tu cara se vea desproporcionadamente más grande. Ten en cuenta que el estilo del cuello debe ajustarse a la forma de la cara, y en términos de tamaño, debes elegir uno similar al tamaño de tu cabeza y cara.

Y la extensión, no es más que la distancia entre las puntas del cuello. Cuanto más amplio es el “spread”, más agresivo es el cuello. La forma de la cara vuelve a entrar en juego. Si tiene una cara delgada o angosta, un cuello extendido puede ayudar a contrarrestar eso; usar un cuello estrecho, enfatizará la impresión de estrechez y hará que tu cabeza se vea más larga. Por otro lado, si tienes una cara ancha o redonda, usar un cuello con las puntas más juntas reducirá tu rostro. El mejor medio para clasificar los cuellos de las camisas es por la distancia entre las puntas de estrecho a lo ancho.

Cuello inglés – Turndown collar

El inglés es el cuello tradicional de las camisas de vestir. Se caracteriza por unas puntas alargadas que pueden variar su distancia y largura. Por lo general, suele ser más alto que el cuello de las camisas informales, y es el que se suele utilizar con traje.

Toda vez que es más estrecho, y si vamos a llevar corbata, el nudo debe ser más fino y ceñido. Es el cuello de camisa recomendado para aquellas cabezas de diámetro más estrecho y cuellos largos. El efecto óptico es que, al ser más alto cubre más cuello y ajusta las proporciones y sus puntas juntas darán visualmente más amplitud a la cabeza.

Cuello italiano – Spread collar y el Cutaway collar

El cuello italiano es más abierto, de pie más estrecho y con puntas más cortas. Es un cuello que permite o no corbata y por su forma, tiene la particularidad que deja al descubierto el nudo de la corbata. Hace que luzca más y es posible usar nudos más amplios como el Doble Windsor o el Windsor Sencillo, y corbatas más anchas. Es ideal para las cabezas grandes y los cuellos cortos, ya que al ser más bajo, da más aire entre la cara y el cuello, y crea una ilusión más estilizada. Es una variante del cuello italiano. Sigue siendo corto y con las puntas abiertas, pero las palas incluyen una leve curvatura.

Cuello americano – Soft-roll collar

Creado por la marca americana Brooks Brothers, su particularidad radica en los botones en los extremos. Originalmente era utilizado por deportistas, para que no se levantasen las palas.

En Estados Unidos en común y normal que los caballeros lleven este tipo de cuello con corbata, pero en Europa se considera una ofensa, siendo sólo aceptada en contextos menos formales y jamás con corbata.

Cuello Americano tipo Pin Collar

De origen americano, tiene puntas muy juntas, y éstas se unen con un imperdible. Su principal ventaja es que, además de mantener los extremos en su sitio, realza el nudo de la corbata, que será ceñido y estrecho. Pero si tienes un cuello ancho y las cabezas más voluminosas, acentuará sus dimensiones. De éste cuello surge el cuello bobo o rounded collar, que prescinde del pasador y con puntas redondeadas.

Cuello americano con trabilla

Sujeta los extremos del cuello de una forma discreta y cuenta con una trabilla entre las puntas que permite realzar el nudo de la corbata, por lo que no se concibe su uso sin ella. Es ideal para cuellos largos y diámetros de cabeza comedidos.

Cuello ópera – Wing collar

Su uso está reservado para eventos de gala y ceremonia con el objetivo de realzar la pajarita o la corbata, por lo tanto, se lleva con smoking, Tuxedo, o Dinner jacket.

Cuello Mao – Mandarin collar

Este cuello está inspirado en los trajes de la China Imperial. Consiste en una pieza corta, abierta, levantada y con extremos redondeados. Sirve para todo tipo de rostros y ahora es común verla abotonada y hasta con una americana, pero no llega a ser un atuendo formal, todo lo contrario es más casual que otra cosa.

Fuente: esquire.com, gentlemansgazette.com, revistagq.com

Publicada en

El Protocolo y le Etiqueta de la Ropa Interior, Calcetines y Camisetas.

La Tela Correcta de la Ropa Interior

Hay tres aspectos que se deben considerar a la hora de adquirir o renovar su ropa interior: confort, ajuste o sujeción y transpirabilidad. Los fabricantes de ropa intima toman en consideración estos tres elementos y lo aplican a sus tejidos, generalmente, de algodón o jersey, aunque día a día van surgiendo nuevas exigencias, tendencias y ….para mantenernos frescos (as) y secos (as).

Algodón

Es el material más clásico, por ser transpirable, suave al tacto e hipoalergénico.

Jersey

El jersey, es suave y ligero o una elasticidad natural, y por su versatilidad útil en momentos de relax como en momentos de mayor actividad como la realización de un deporte.

Lyocell Jersey

Se trata de una microscópica nanofibra  mezclada con algodón, para una extra suavidad y absorción.

Seda

Es un clásico cuya tendencia está desapareciendo de los escaparates, porque aunque siendo muy ligera y transpirable, tiende a deteriorarse con el frecuente lavado de la prenda, su desgaste por el uso natural y en consecuencia, su rápido deterioro.

Malla

Perfecta tela para los deportes, es ligera y transpirable. La tecnología con está tela ha llegado a niveles inimaginables, ya que cuenta con un sistema de calor sensible, que hace que disperse el calor del cuerpo y deja una sensación de frescura, incluso después de un cardio intensivo.

Camiseta

No es necesario llevarla todo el tiempo, pero su gran ventaja es que previene las manchas en la camisa, por lo cual tu camisa va a durar mucho más.

La camiseta cuello en V, es ideal para cuando se lleva una camisa sin corbata, y una cuello en U, es ideal para cuando se lleva una camisa con corbata. Por lo general, son hechas de algodón y deben quedar un poco ajustadas al cuerpo y no tan sueltas.

Calcetines

Los calcetines blancos son sólo para hacer deportes, aunque las tendencias actuales digan lo contrario. Es mucho mejor llevar unos calcetines de color azul, negro o gris con ropa casual o de street style, aunque también se admiten los calcetines estampados. Los calcetines deben ser lo suficientemente largos para que no permitan que se vean los vellos de tus piernas. No hay nada más desagradable que ver a un hombre, y en especial llevando un traje, que cuando se cruce la pierna se vean los pelos de las piernas.

Pinky

Los calcetines pinky, aquellos que no se ven, han sido toda una revolución, tanto en el vestir formal como en el casual. Sin embargo, no significa tampoco que para todos los contextos podemos llevar los pinky. Hay diversos modelos de pinky, unos se ajustan más a un calzado que a otro. Recuerda que la idea es que no se vean. Queda muy mal cuando, llevando un atuendo formal como un traje, el caballero lleve unos pinky que se vean y peor aún cuando son blancos.

Reglas de la Ropa Interior

Limpia tu cajón con regularidad

No importa cuán bien mantengas tu ropa interior, siempre hay una que otra que hay que tirar, por lo que es recomendable que cada trimestre hagas un chequeo, supervisión y limpieza de esa ropa interior que puede causarte una situación embarazosa

Escoge la ropa interior según la actividad que realices

No es lo mismo llevar una ropa interior para uso diario que para hacer deportes. La ropa interior para hacer deportes, es más absorbente y transpirable y está diseñada para un sudor excesivo.  

Busca tu talla

Obviamente, no podemos probarnos la ropa interior en ninguna tienda. Ya tenemos varios años comprando y usando este tipo de prendas, por lo que con certeza, ya tenemos una idea de cuál sería nuestra talla adecuada. 

Un calzoncillo tipo boxer, funcionará para algunas prendas pero para otras no. Un caballero llevando un traje con boxer, lo más seguro es que se vea la extra tela del boxer. 

Lavar la ropa interior del mismo color

Efectivamente, una vez usada, hay que lavarla pero si es blanca, es bueno no usar blanqueadores y mucho menos cloro porque lo más probable es que le quite lo curtido, pero afectará significativamente a la elasticidad. Así que, mejor apostar por blanqueadores sin cloro. 

Puedes compra poco y frecuente

Es bueno contar con pocas prendas intimas, porque su frecuente uso va a hacer que tengamos que actualizarlas con mucha regularidad. Otra posibilidad, por la cual muchos optamos, es comprar es grandes cantidades, colocarlas en nuestro cajón de tal manera que rotemos y las usemos todas. Habiendo tantas obviamente, disminuimos su uso y su desgaste. Si usamos esta última estrategia, al menos una vez al año debemos chequear y supervisar el estado de estas. 

Cómo mantener tu ropa interior en buen estado

Lavado

Obviamente, nunca mezcles la ropa interior blanca con otras de color. La temperatura ideal es de 30 grados, porque si pones la colada muy caliente dañarás la elasticidad, y muy importante, ponerla en ciclo delicado

Secado

Mejor que se sequen al natural y no el la secadora, porque el calor los arruinará. 

Almacenamiento

No es necesario tirarlos en el cajón, mejor ordenarlos para poder hacer una rotación y uso adecuado de la ropa interior. Es bueno también colocar dentro del cajón, una bolsita de lavanda para evitar malos olores e insectos que se coman el algodón. 

Publicada en

Combinación de Zapatos con los Pantalones o el Traje

¿Qué zapatos usar con jeans?

Los jeans son ya son unos básicos para la mayoría de los hombres y mujeres en estos días. Los llevamos el fin de semana y en el trabajo, y son tan versátiles que se han convertido casi en un indispensable en cualquier fondo de armario. Pero ¿Eso significa que van con cualquier zapato? No necesariamente. Hay nos vaqueros que van mejor con unos zapatos que con otros.

Si tus vaqueros tienen un estilo muy desgastado, mejor con zapatillas o tennis shoes, y si los vaqueros son muy gruesos mejor con unas botas de suela gruesa. Las Chelsea son una buena opción también.

¿Qué zapatos usar con pantalones hechos a medida?

Hoy en día, puedes separar tu chaqueta y pantalón de tu traje y usarlos por separado, puedes usar una chaqueta cruzada sin abrochar, y no tienes que usar Oxfords o Derbies negros con el pantalón del traje, al menos que tengas un evento formal, claro está. Un buen ejemplo de esto, son las zapatillas blancas que van muy bien con los pantalones de traje oscuro y se ha convertido en un uniforme para los famosos equipos de fútbol de muchos países.

Pero, si tus pantalones tienen algo de textura, es decir, son de tweed, lana gruesa o incluso franela, requieren calzado más pesado. Las botas brogue o de piel son ideales, o un par de botas que parezcan que puedes escalar una montaña.

 

¿Qué zapatos usar con un pantalón chino?

Los pantalones preppy merecen un zapato preppy. Zapatillas de lona en el verano, botas de pato en el invierno y, durante todo el año, mocasines, con o sin calcetines según el clima. Los brogues aportan un poco de más seriedad al look.

Las telas de invierno merecen un zapato igualmente robusto. Las botas de montaña son ahora una tendencia. Puedes optar por unas botas de cuero pulido tipo escaladores con aparente desgaste, no muy altas. Enrolla tus chinos justo por encima de la caña de la bota y haz que se vean un poco los calcetines de lana gruesa.

¿Qué zapatos usar con pantalones de chándal?

Los joggers o pantalones chándal (para entrenar) son cómodos, asequibles y versátil, tanto que ya no necesitas pensar en qué ponerte todas las mañanas. Originalmente diseñados para el deporte, se han convertido en un casual imprescindible que puede llevarse con zapatillas, o las botas chukka, y mejor si son de ante.

¿Qué zapatos usar con un esmoquin?

No hay mucho que hacer cuando se trata de llevar un esmoquin. Este traje se lleva con el clásico zapato de patente o charol o con unos Oxford muy pulidos, pero si quieres ser un poco más osado, opta por unos Slippers de terciopelo, o de patente y si quieres ser más osado aún, mejor si tienen un bordado en la parte superior.

¿Qué zapatos usar con pantalones cortos?

Los pantalones cortos son casuales. Por lo tanto, como regla general, sus zapatos también deberían serlo. Decántate por unas zapatillas, o alpargatas, náuticos o sandalias. Cuando se lleva pantalones cortos con corte de pantalón de traje, puedes llevarlos con mocasines.

Fuente: fashionbeans.com 

Publicada en

¿Cómo usar la Rueda del Color? El Protocolo de la Combinación de los Colores para tu Vestuario

Combinar los colores es algo muy sencillo, y más cuando se cuenta con las herramientas para hacerlo. Aquí tienes algunos truquitos para que saques el mejor partido de ellos y mejores tu imagen personal.

La herramienta fundamental, y que debemos aprender a usar, es la Rueda del Color, y hay varias estrategias para utilizarla de una manera más eficaz y efectiva, y que puede ser utilizada tanto para tu ropa como para la decoración de tu hogar. Recuerda que tu casa, es una extensión de ti mismo, por lo que con toda certeza, consciente o inconscientemente, le imprimirás tu personalidad.

¿Qué es la rueda de colores?

El círculo cromático, o rueda de colores, es una representación ordenada y circular de los colores de acuerdo con su matiz o tono, en donde se representa a los colores primarios, secundarios, terciarios  y sus derivados. Vamos a ver los sistemas y métodos que nos sirven para usar los colores de la manera más exacta. El secreto está en, mezclar los sistemas y no quedarnos con uno sólo, porque podemos caer en la monotonía.

El Sistema de Analogía del Color

Consiste en elegir los colores “vecinos” del color principal, es decir, debemos utilizar los colores que se encuentran a un lado y al otro del color principal, de esta forma, armonizamos el conjunto de prendas que componen tu vestuario.

El Sistema del Color Complementario

Consiste en elegir aquellos colores que se encuentran “enfrentados”. Es bueno usarlo cuando queremos tener un mayor contraste entre las distintas prendas. 

El Sistema de Analogía del Color vs El Sistema del Color Complementario

Como su propia denominación lo indica, es la mezcla de los dos sistemas anteriormente mencionados. Los colores análogos dan armonía o uniformidad, mientras que el color complementario aporta un toque de contraste al conjunto, por lo que la combinación de ambos sistemas da una cierta uniformidad al vestuario y por otro se le pone un interesante toque de contraste al conjunto.

Método Triangular

Con este método logramos una combinación de colores equilibrada y colorida en nuestro vestuario. Aquí tienes que escoger un color y escoger  otros dos colores mediante un triangulo, es decir, tienes que elegir alguno de los tonos que marca cada vértice del triángulo.

Método del Cuadro

El método o sistema del cuadro, consiste en elegir un color de cada una de las cuatro esquina de un cuadro. Es un método opcional, porque dota al vestuario de una gama de colores demasiado diversa, y no es muy elegante, pero teniendo buen gusto, seguro que podemos lograr una armonía perfecta.

Fuente: protocolo.org 

Publicada en

Los Materiales y Tejidos de una Camisa de Polo (parte 3)

Hay seis tipos principales de polos y la calidad de la camisa depende de la tela o del tejido.

 

Mezclado

Los polos de telas mezcladas se usan más en ambientes corporativas o uniformes de supermercados, por ejemplo,  porque los sintéticos mezclados aumentan la durabilidad y la resistencia a las manchas y claro su precio es más bajo. Una de sus desventajas es que al ser un material de no algodón, genera más transpiración. Siempre opte por la mejor calidad, de ser posible.

Rendimiento

Los polos de rendimiento están hechos pensando en los atletas. Ofrecen reducción de olores al agregar plata al material o vienen con protección UV. Por lo general, están hechos de mezclas o sintéticos livianos. Estas camisas solo deben usarse en el campo de golf o cuando haces ejercicio, no en ningún otro lugar.

Poliéster

Su ventaja es que no se arrugan ni encogen y son resistentes a las manchas, pero ofrecen una transpirabilidad limitada, lo que significa que sudará mucho. De ser posible, evítelos a toda costa.

Seda

Los polos de seda ligera, cómoda y brillante parece ser una fibra ideal para los polos, pero en realidad, la seda pura no es una buena porque pierde su color cuando,  se calienta y se moja con facilidad. Existen mezclas de algodón y seda o lino y seda que podrían funcionar para los polos, pero no se recomienda la seda pura.

Lino

En los últimos años, el lino se ha vuelto más popular para todo tipo de prendas de punto y algunas ofrecen polos de lino. Con su aspecto nítido y arrugas sofisticadas, sin duda agrega otra dimensión, pero también es mucho más áspera que el algodón. Como tal, solo se recomienda en mezclas si desea el aspecto de lino arrugado.

Puro algodón

Con capacidad para absorber la humedad, transpirabilidad y durabilidad decente, las camisas de algodón son las camisas de polo más comunes que se encuentran en la actualidad. Ahora, no todo el algodón es igual, y los polos de algodón más baratos usan algodón de fibra corta que causará la acumulación de colores y desteñidos después de unos pocos lavados. Por supuesto, el algodón básico más largo durará más y probablemente se sentirá mejor en su piel; sin embargo, con el tiempo también se desvanecerá, especialmente con colores más oscuros. Aparte de eso, la calidad de un polo no solo depende de los materiales sino también del tejido.

Tejidos

La mayoría de los polos son de punto.

El tejido de punto es el proceso de entrelazar hilos, y hay dos categorías básicas de tejido que son las más relevantes para los polos.

Punto Piqué

También conocido como tejido de piqué no solo es flexible sino también transpirable y, por lo tanto, es el tejido de polo más popular.

Jersey de punto

Los polos de punto de Jersey tienen una superficie lisa similar a una camiseta o un suéter fino. A menudo, este punto se usa para polos menos costosos, pero también se puede usar para polos de mayor calidad. Simplemente crea un aspecto diferente, y todo depende de su gusto. En términos de transpirabilidad, un punto de piqué abierto es superior a cualquier punto de Jersey.

 

Características y detalles de la camisa de polo

Cuellos

Cuello suave

La mayoría de las camisas de polo hoy en día vienen con cuellos suaves y acanalados que a menudo se ven descuidados cuando los bordes se curvan, por ello mejor optar por un cuello camisero de la misma tela.

Cuello de camisa

El cuello a medida está hecho con la misma tela que el resto de la camisa pero con entretela para mejorar la estabilidad y el aspecto. Puede encontrarlos con un collar clásico, un cuello recortado y un cuello abotonado. usa el cuello desabrochado.

Con bolsillo vs sin bolsillo

Algunas camisas polo tienen un bolsillo, pero rara vez se usa y si lo hace se deforma, por lo que mejor que no tengan bolsillo.

Ojales

A menudo, los fabricantes intentan escatimar en los ojales y coserlos antes de cortarlos, dejando muchos hilos sueltos. Idealmente, primero se debe cortar un ojal y luego coserlo. Mientras que las camisas italianas de alta gama a menudo tienen ojales cosidos a mano, los polos generalmente solo tienen ojales cosidos a máquina, y eso está bien siempre que se vean bien.

Mangas

La mayoría de los polos tienen mangas cortas, pero a algunos hombres también les gusta usar polos de manga larga. Ambos están bien, pero en términos de construcción, estos dos tipos no difieren.

La construcción de manga más común son las mangas empotradas, pero muchas de las camisas más caras ofrecen mangas ranglan, que brindan un mejor rango de movimiento. Pero eso también depende de la flexibilidad del material de punto utilizado. Idealmente, deberías probarte el polo antes de comprarlo.

Fuente: www.gentlemansgazette.com 

Publicada en

La Etiqueta de la Camisa de Polo (Parte 2)

 

Ya hemos visto cuan versátiles pueden ser los polo shirt, pero hay algunas reglas que deberíamos seguir para que te luzcan bien y no te veas descuidado o desarreglado.

  1. No pongas capas de polos

Una camisa polo debe quedar bien ajustada, por lo que no es posible poner una camiseta u otra polo por debajo de ésta. Las camisas de polo no están hechas para más capas, y las camisetas interiores (de manga larga o corta) nunca deben usarse con una camisa de polo.

  1. Usa los polos ajustados pero no apretados

Si no puedes meter un dedo entre tus bíceps y la manga, es mejor un tamaño más grande y viceversa, si hay mucha holgura o anchura, coge un tamaño más pequeño. Los polos de buena calidad están hechos de materiales ligeros como el algodón, por lo tanto, se ajustan bien al cuerpo sin mostrar demasiado tampoco.

  1. Lleva tu polo a la altura adecuada

Esto significa que, la parte posterior de un polo o su cola no debe extenderse más allá de la mitad de tu trasero. El polo se arrugará y se verá cuando la tenga metido en el pantalón, además habrá más tela de la que se necesita. Evita especialmente, los polos de cola de tenis, es decir, las que tienen un dobladillo trasero más largo con relación a la parte frontal.

  1. No levantes el cuello

Esa tendencia de levantar el cuello ha terminado, y no volverá.

 

  1. No uses logotipos grandes

Los grandes logotipos o los de gran tamaño golpearon fuertemente e inicialmente aparecieron en las camisas de polo Ralph Lauren, entre otras marcas. Lo mejor es evitar estos grandes logotipos, y cuando se trata de polos, es definitivamente mejor tener un pequeño logotipo en el pecho. Mejor los logotipos que son del mismo color del polo  que los logotipos contrastantes. En cualquier caso, los logotipos de gran tamaño son atroces y horteras.

 

  1. No use polos con un blazer

Algunos hombres piensan que lucen bien luciendo una camisa polo con un blazer. No importa en qué situación se encuentre, una chaqueta siempre se verá mejor con una camisa de vestir. Por lo tanto, omita el polo y vaya directamente a la camisa de vestir.

  1. Meter o no meter su polo dentro del pantalón

No hay una regla para esto, el criterio sería más bien, meter el polo o no dependiendo del atuendo y la ocasión. Tal vez, con un par de pantalones cortos de madras, no querrás meterlos, pero con un par de pantalones de seda o chinos, se verá mejor cuando esté metido.

Cómo debe quedar una camisa de polo

Justo pero no apretado

Idealmente, un polo debe ser ajustado con mangas ajustadas que lleguen aproximadamente a la mitad entre el hombro y el codo. Si bien debe ajustarse, tampoco es que quede apretado. Es ajuste ideal es en el que se pueda deslizar un dedo entre la manga y la piel con facilidad. Si hay menos espacio significa que es demasiado apretado, si hay más espacio, es demasiado flojo. El escote, aunque desabrochado, debe llegar hasta el área del pecho.

Ancho de hombro y mangas

Al igual que con una camisa de vestir, la costura del hombro debe quedar sobre el hueso del hombro. Las mangas deben bajar aproximadamente a la mitad de las dos terceras partes de tus bíceps. 

El largo adecuada

Los polos tradicionales son más largos en la parte posterior que en la parte delantera y se ven mejor cuando están metidos. Si está metida, la camisa no debe exceder la mitad de las nalgas en la espalda. Cuando está por fuera, el polo debe quedar justo debajo de la línea de la cintura o cinturón.

Ajuste clásico

Ideal para hombres que no tienen abdominales marcados ni pectorales desarrollados, el ajuste clásico tiene sisas más bajas con mangas que llegan más cerca del codo. Ofrecen un ajuste relajada sobre el torso, con un dobladillo trasero más largo que les permite meterlos en los pantalones largos. 

Fuente: www.gentlemansgazette.com

Publicada en

Polo Shirt o la Camisa de Polo (Parte 1)

¿Te aprecias de tener buen gusto? Pues un polo no debería faltar en tu armario.

Un polo es una de las camisas versátiles,  una prenda básica ideal para el verano y que puede llevarse tanto como vestimenta deportiva como ropa de ocio. Los polos se pueden combinar con muchos artículos de vestuario como los chinos, los pantalones cortos o shorts, con chaquetas o pantalones de telas seersucker y Madras. 

Breve historia

La historia y el origen del polo no es exacto, pero la mayoría cree que fue desarrollada originalmente en la década de 1920 por el tenista René Lacoste, mientras que otros afirman que su origen viene de mediados de 1800 en Manipur, India.

Al parecer, los soldados del ejército británico presenciaron un partido de polo por parte de los locales y la mayoría de ellos vestían camisas de manga larga hechas de algodón grueso con cuellos anchos, pero debido al calor y la incomodidad, comenzaron a colocar botones en el cuello de la camisa para evitar que se agitaran mientras los caballos galopaban. Cuando regresaron a Gran Bretaña, introdujeron el polo en su tierra natal en 1862.

Durante un viaje a Inglaterra en 1896, John E. Brooks, heredero de la mercería estadounidense Brooks Brothers, asistió a un juego de polo y notó los cuellos con botones en las camisetas de los jugadores de polo. Pensando que era una idea brillante, le comentó la idea a su abuelo, y comenzaron a crear una nueva camisa de vestir con un cuello con botones que hoy conocemos como la camisa de vestir con botones.

Cuando llegaron los años 20 , el diseñador y jugador de polo Lewis Lacey desarrolló un polo más liviano y con una imagen bordada de un jugador de polo en el pecho en su tienda en Buenos Aires.

Al darse cuenta de que el polo podría tener múltiples usos, especialmente debido a su cuello resistente al viento, el tenista Rene Lacoste diseñó el polo moderno como lo conocemos hoy en día y se dio cuenta de las ventajas de tener las mangas cortas; idea que obtuvo al enrollarse las mangas almidonadas de su camisa blanca de tenis de manga larga.

También quería una camisa sin botones, como era habitual en las camisetas de tenis de la década de 1920, por lo que se las quitó y se quedó con una camisa de manga corta que se podía poner sobre la cabeza. Adoptó un innovador punto llamado algodón piqué que permitió que la camisa fuera tejida a máquina, lo que la hizo mucho más duradera y liviana, esto hizo que la línea de polos Lacoste se hiciera famosa al instante. Aprovechó su apodo “El cocodrilo”, que obtuvo de su larga nariz y creó el logotipo de cocodrilo Lacoste.

René Lacoste llevó su camisa al Abierto de EE. UU. de 1926, e inmediatamente la camisa se convirtió en un elemento básico en el tenis y la ropa deportiva en todo el mundo.  El mundo del polo se dio cuenta y adoptó las mismas camisetas para usar en su juego. Para rendir homenaje a la idea de Lacoste, optó por nombrarlos polos en lugar de camisetas de tenis. El cuello abotonado ya no existía, y a los jugadores de polo les gustaban las camisas tejidas porque el cuello cómodo pero resistente podía levantarse, permitiéndoles más protección contra las quemaduras solares.

Para 1933, Lacoste comenzó su compañía, y el polo comenzó a venderse rápidamente internacionalmente a atletas y fanáticos de todo el mundo. Buscando nuevas oportunidades, Lacoste comenzó a vender camisas de diferentes colores y diseños, lo que condujo a la tendencia moderna de los polos audaces.  Fue en 1952, cuando el polo se popularizó, cuando se publicó una foto del presidente Dwight Eisenhower con un polo Lacoste en el campo de golf. Inmediatamente, los golfistas de todo Estados Unidos y del mundo comenzaron a usar el polo como parte de su atuendo de golf y los clubes de campo comenzaron a colocarlo en la lista aprobada de ropa de golf apropiada en sus códigos de vestimenta.

Un par de años más tarde, el tenista Fred Perry decidió hacer su propia versión del polo con el mismo diseño pero incorporando un logotipo que estaba cosido en la camisa en lugar de simplemente planchar. La camisa de Perry se hizo popular entre los adolescentes a mediados de la década de 1950 y pronto la camisa polo ya no era sólo una camisa deportiva, sino una camisa de moda para usar fuera del atletismo.

En Nueva York, como el polo era el deporte de la Realeza, Ralph Lauren decidió llamarlo simplemente “Polo“. El emblema del polo apareció por primera vez en trajes de mujer en 1971. Durante gran parte de la década de 1980 y 90, comenzó una guerra entre Lauren y Lacoste . Sin embargo, Ralph Lauren logró vencer a Lacoste y convertirse en la icónica camisa codiciada por los hombres de todo el mundo. A medida que los adolescentes de la década de 1950 crecieron, continuaron vistiendo sus polos como una opción de moda en la vestimenta.

Con el inicio de la industria tecnológica y la adaptación de ropa menos formales en los ambientes de trabajo, los polos comenzaron a usarse como ropa de trabajo estándar. El polo se incluyó en muchos uniformes comerciales y minoristas. Las empresas comenzaron a usarlas como un uniforme regulado para su personal con logotipos marcados en las mangas, el pecho, el cuello y la parte posterior de las camisas.

Publicada en

La Pajarita, Bow Tie o Papillón

La pajarita es un tipo de corbata utilizada con el vestuario de etiqueta, es decir, smoking y frac. Sin embargo, este complemento de la indumentaria masculina puede ser llevado también con un vestuario más informal, y cuyo material puede ser hasta de lana.

Este complemento masculino tiene diferentes nombres según el país, por lo que es normal conocerla como, corbatín, corbata de moño, lacito, moñita, pajarita, papillón y en inglés como bow tie o butterfly.

Por lo general, este tipo de corbata ya viene armada o pre-tied, es decir, la corbata ya viene con el nudo ya hecho. Estas corbatas se anudan por la parte posterior, o tienen una goma o elástico para adaptar al cuello de la camisa.

Lo mejor y más elegante, y además se nota la diferencia, es llevar una pajarita que no esté hecha previamente, sino aquella que uno mismo arma.

Skinny bow tie o pajarita estrecha

Es la pajarita más estrecha de todas, y tiene unos 4 centímetros de ancha y es mejor si se lleva con chaquetas de solapas pequeñas y luce bien en personas delgadas. Es una pajarita que se llevaba mucho en los años 60.

Thin bow tie o Pajarita delgada

Es una pajarita estrecha, pero uno o dos centímetros más ancha la skinny tie y se utiliza en vestuarios de etiqueta menos clásicos.

Normal bow tie o pajarita estándar

Es una pajarita de corte clásico que tiene unos seis a siete centímetros de ancha. Es una de las más utilizadas y se adapta mejor a cuerpos delgados o un poco más corpulentos.

Butterfly bow tie o pajarita mariposa

Es un modelo más ancho de pajarita y no es un modelo que le vaya a todo el mundo por sus dimensiones ya que puede llegar a medir hasta nueve centímetros de ancha. Se recomienda para cuerpos algo corpulentos y con chaquetas de solapas amplias también.

Diamond bow tie o pajarita diamante

Es una pajarita que tiene sus extremos en forma de diamante o pico y por ello lleva su nombre y suele tener unos seis o siete centímetros de ancha.

Self-tie bow tie o pajarita predefinida

Es una corbata de lazo con una forma predefinida. Es decir, tiene un patrón de corte con una forma determinada y su tamaño puede ser variable.

Publicada en

La Etiqueta del Boxers, Briefs, Boxer Briefs o Trunks ¿Llevas tu calzoncillo según tu tipo de cuerpo?

Los calzoncillos o los interiores, como le llamamos en muchos países hispanoamericanos, son la ropa interior que llevamos los hombres, y que se utilizan para proteger la zona genital del roce continuo con la ropa exterior, que por lo general es más áspera.

Por lo general, cubren desde la cintura hasta el nacimiento de los muslos. Las principales funciones de la ropa interior son:

  1. Absorber los fluidos y sudor natural de la entrepierna.
  2. Mantener los pantalones secos desde la parte de adentro.
  3. Proveer soporte a los genitales, manteniéndoles cómodos durante el día.
  4. Reduce considerablemente el roce entre los genitales y la ropa.
  5. Ayuda a regular la temperatura de la parte inferior del cuerpo.

Partiendo de estas características, es normal pensar que debemos prestar mucha atención a nuestra ropa interior, y sobre todo a su calidad y durabilidad.

Pero, hoy en día, no sólo debemos considerar calidad y durabilidad. La ropa interior es más que una prenda que nos ponemos. El tipo de interior o calzoncillo que lleves impacta tu autoestima, tu seguridad, tu rendimiento en el trabajo y hacerte más atractivo a tu pareja.

BOXER

Puede ser llevado por hombres atléticos, ovalados y fit. Los boxers tipo short, fueron diseñados para que los boxeadores tuvieran mayor comodidad y libertad en el movimiento al momento de pelear. Por lo general estos deportistas tienen piernas más gruesas o musculosas que el promedio de hombres, por lo que una prenda más holgada es lo ideal. Los clásicos boxer no tienen liga o goma en la pierna, tampoco están hechos de telas elásticas, por lo que para muchos hombres es algo incómodo y cuenta con una abertura sobre la bragueta para el momento de orinar. No se recomienda su uso para hombres con piernas muy delgadas.

BRIEFS

Ideal para hombres delgados, fit y musculosos. También se les llaman los “tighty-whities“, porque se ajustan o están más pegados al cuerpo y originalmente eran solamente blancos. Vienen con una liga o goma elástica en la cintura y unas 5 pulgadas de tela que cubre las partes íntimas.

Este tipo de interior y su patrón o corte hace una “Y” griega en la entrepierna, que permite soportar mejor la zona genital, especialmente los testículos y por su diseño aumenta el tamaño de esa zona.

 

BOXER BRIEFS O BOXER SLIP

Es el interior más versátil. Se ajustan a todos los cuerpos masculinos, trapecio, trapecio invertido, rectangular, ovalado, triángulo, y triángulo invertido, porque son hechos de “Lycra” o elástina que los hace muy flexibles aunque tengan la forma de un boxer tradicional.  Este interior tiene más tela y cubre desde la cintura hasta una parte del muslo y tiene suficiente tela también en la parte genital por lo que no estrangula los testículos. Nada se nota apretado, o demasiado suelto o marcar mucho el “paquete”.

TRUNKS

Es un tipo de boxer briefs, ideal para los cuerpos delgados, fit, musculosos o de cintura ancha. Se parece a un traje de baño o bañador, tienen una liga o goma muy delgada, son muy elásticos y duran mucho. Son más pequeños que un boxer y se ajustan más quedan mejor en hombres de caderas anchas.

Según tu tipo de cuerpo, he aquí una excelente infografía de Real Man Real Style.

Publicada en

Smart Casual vs Casual Informal vs Business Casual

¿Alguna vez al recibir una tarjeta de invitación has entrado en dudas al ver la etiqueta requerida? pero ¿qué es eso que no entiendo?

Es muy normal, y no es cuestión de moda, que al recibir una invitación para ciertos actos, y más si son formales, en la invitación esté escrito el tipo de traje que debe llevar un caballero. Y sólo menciono caballero porque, aunque suene machista, en las invitaciones formales, es el hombre quien marca la etiqueta de la mujer. Sin embargo, es algunas invitaciones los anfitriones tienen la deferencia de indicar el traje femenino.

Lo que si está de moda es que los códigos de etiqueta estén en inglés, es decir, Casual Informal, Business Casual o Smart Casual. Por lo general, en muchos países, esta terminología se simplifica en formal, semiformal o informal.

Según la etiqueta social los códigos de vestimenta se clasifican considerando los actos, es decir, que son los actos los que determinan cómo debemos vestirnos. Así que es determinante saber si el acto es: por la mañana, en la tarde o por la noche, es decir (hora del acto), si es informal, semiformal o formal (el grado de formalidad del mismo), la estación del año, invierno, primavera, verano u otoño, si es en la playa, la montaña, la ciudad, el país o región, y si es un desayuno de negocios, rueda de prensa, networking, afterwork, etc, es decir el tipo de evento.

Casual 

Es el tipo de atuendo que llevamos en el trabajo, en eventos informales, en el día a día, en situaciones de poca formalidad, como con amigos o familiares, y por lo general se llevan vaqueros, camisas de algodón o lino y zapatillas. Es como te vistes los fines de semana o en vacaciones.

Business casual

Es un look profesional pero menos formal que un traje con corbata. Hoy en día a es el tipo de atuendo que se está llevando  en muchas empresas y se basa en la comodidad sin perder las formalidad y sobre todo la imagen profesional y de la empresa.

Los hombres pueden llevar: un blazer o chaqueta de lana, una camisa de vestir con cuello y de manga larga (nunca se enseñan los antebrazos), una camiseta tipo Polo en un solo color, unos pantalones de vestir de lana o tipo chino, zapatos mocasines de piel, un cinturón de piel y un reloj de correa metálica.

Las mujeres pueden llevar: blusas o camisas de manga larga, ¾ o manga corta (nunca tirantes); vestidos o faldas a la rodilla, preferiblemente sin estampados (nunca más cortas); pantalones de traje de lana o algodón; blazer o chaqueta de manga larga o mangas ¾, de un solo color; zapatos cerrados o o sandalias semi-abiertas; botas (sólo en otoño- invierno y únicamente con pantalón); accesorios discretos (máximo 3) y pañuelos o foulards

Smart casual o Casual Friday

Se podría decir que es un look informal elegante, es decir, ir arreglado sin la necesidad de llevar un traje. Con este estilo puedes ir a trabajar los viernes, asistir a una fiesta de cumpleaños, para una cena en un restaurante de lujo o incluso un evento de empresa para empleados como la cena de navidad.

Los hombres pueden llevar: una chaqueta o blazer de algodón; jersey o cárdigan en sustitución de la chaqueta; una camisa de manga larga sin corbata; una camiseta tipo Polo de un solo color; pantalones de corte Slim de algodón; traje sin corbata; pantalones vaqueros, preferiblemente azul marino; calcetines de colores y/o con estampados; mocasines y cinturón de piel o de tela.

Las mujeres pueden vestir camisas de manga larga o tops de manga corta; jersey con cuello cisne; traje sastre de falda o pantalón; pantalones de algodón o tweed, de color oscuro; pantalones vaqueros en tonos oscuros; pantalones capri; vestido liso con chaqueta blazer; falda lápiz a la rodilla; zapato de cuña o zapato plano y joyería o bisutería (conjuntos discretos).

Semi-Formal o Business

Se trata del clásico traje de chaqueta con corbata y zapatos de cordones con camisa de doble puño o francés, y pañuelo. Es el típico traje de los ejecutivos de bancos, seguros, consultores, abogados, etc. 

Black Tie, Tuxedo, Dinner Jacket o Smoking

Es el traje que se lleva en los eventos de alta gala. El black tie se lleva en eventos nocturnos como entregas de premios Goya, Oscar, Nobel y cócteles u otros eventos sociales. Se lleva en lugares cerrados y su equivalente femenino es el vestido largo. 

Este traje lleva una camisa de doble puño o puño francés, en consecuencia gemelos, yuntas o mancuernillas y cuello diplomático o ópera wing. También chaleco, pajarita, pañuelo de lino blanco. La chaqueta por lo general lleva una solapa de seda. Zapatos negros de charol o patente de cordones o trenzas y fajín. Es común, llevar una chaqueta blanca especialmente en Estados Unidos y Latinoamérica. 

White Tie, Frac, Full Evening Dress, Dress Suit.

Diferentes nombres pero estamos hablando siempre del mismo traje. Es el traje más formal de la vestimenta occidental.  Este traje consiste en una chaqueta de cola, una camisa de doble puño y de cuello diplomático, un chaleco, pajarita, pantalones negros con una cinta de seda a sus costados, zapatos negros. Es un traje que puede llevar insignias, medallas y condecoraciones, también sombrero de copa alta, guantes blancos, bufanda, reloj de bolsillo, y un boutonniere. Las mujeres pueden llevan un vestido largo, joyas como tiaras, un pequeño bolso y guantes

Vale destacar que los Embajadores al presentar las Cartas Credenciales ante el Rey de España, deben llevar este traje. Se trata de una excepción porque este traje se lleva de noche y las Cartas Credenciales se presentan en horas de la mañana. 

 

Fuente infográfica: Real Man Real Style (Antonio Centeno) y Gentleman´s Gazette (Sven Raphael Schneider).